miércoles, 18 de diciembre de 2013

El rescate de los rehenes

Hoy en la mañana, mientras manejaba mi auto y degustaba mi capuccino de Starbucks, sintonicé la radio para enterarme de las noticias del día, en lugar de escuchar música a todo volumen, como acostumbro, y pude escuchar la entrevista que el periodista Chema Salcedo hacía al Almirante Luis Giampietri, con ocasión de un aniversario mas del rescate de los rehenes de la Embajada de Japón.

Los recuerdos se me agolparon en la mente y en el alma, sintiendo estas situaciones tan lejanas e irreales, estrujando mi corazón al recordar las épocas vividas.  

Para los que no lo vivieron o no lo recuerdan, sea por ser extranjeros o por haber tenido muy corta edad en el momento que los sucesos ocurrieron, comparto mis recuerdos con ustedes.

Era diciembre del año 1996.  Yo tenía 26 años, como hoy lo tienen mis amigas chiquillas, las que trabajan conmigo.  Gobierno de Alberto Fujimori.  Terrorismo cada vez menos vigente, en sus dos frentes, Sendero Luminoso y Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).  El embajador de Japón celebraba en su residencia en San Isidro, un cóctel en el que habían invitados políticos y militares, entre otros.  Recuerdo que un amigo mío había recibido una invitación a la recepción, pero por alguna razón que desconozco decidió no ir.  El tío de una amiga mía era viceministro en alguna cartera y estaba ahí en la recepción.  El padre de un compañero de cole de mi primo también ejercía como viceministro y fue a la recepción ese día.  El padre de un practicante del Estudio de Abogados donde yo trabajaba en ese tiempo, un importante juez, también acudió a la recepción.

La recepción estaba en su apogeo cuando el ambiente se tornó violento ante los gritos amenazantes que los supuestos responsables del catering daban a los invitados.  Militantes del MRTA, liderados por Cerpa Cartolini, se habían infiltrado en la recepción y habían tomado por asalto la residencia, tomando como rehenes a los cientos de invitados presentes.  Entre los rehenes estaba Alejandro Toledo, quien luego fuera Presidente del Perú, la madre y hermano del Presidente Fujimori, el fallecido congresista Diez Canseco, altos mandos policiales y militares, entre otros.

14 emerretistas mantuvieron en vilo al país.  Creíamos que ya teníamos paz en el Perú y se había vencido al terror, por lo que ésto devolvió miedo e inseguridad al pueblo peruano.  

A las pocas horas de tomada la residencia, los terroristas liberaron a buena parte de los invitados incluyendo mujeres.  Finalmente después de algunos días se quedaron con 72 rehenes, quienes tuvieron que convivir por más de cuatro meses, en medio de la incertidumbre sobre su futuro inmediato, preguntándose a diario cuando acabaría esta pesadilla.  

El tiempo pasaba y los rehenes se volvieron parte de nuestro entorno.  Recuerdo que un amigo vino de Italia a visitar al Perú y le llamaba mucho la atención que siguiéramos viviendo tranquilos con esta situación al lado.  

Los vecinos de la residencia, en su gran mayoría, hicieron un buen negocio alquilando sus casas y locales aledaños a los varios hombres de prensa de todo el mundo que se instalaron para cubrir las noticias alrededor de este suceso.

Recuerdo claramente la imagen de Cerpa Cartolini con un pañuelo alrededor de su cara, asomando por una ventana de la residencia.  Recuerdo la juventud de sus seguidores, quienes, me pregunto, no sé si entenderían su supuesta doctrina y lo que buscaban lograr con violencia.

Ese día, 22 de abril de 1997, estaba trabajando en el estudio de abogados, tomando una llamada telefónica, cuando las noticias sobre el rescate nos llegaron.  Corté la llamada y prendí el televisor.  No podía crear lo que veía.  Parecía una película de acción.  Humo por todos lados, balas, gritos.  El denominado Comando Chavin de Huantar había intervenido en un alucinante operativo muy bien planeado, con una especial participación del rehén Almte. Giampietri, liberando a los rehenes, con la desafortunada muerte de dos de los rehenes, uno de ellos el vocal de la Corte, padre del practicante del Estudio. También murieron los 14 terroristas que se encontraban al interior.

Hoy al poner la radio, escuché al Almte. Giampietri contando su experiencia y escuché algunos audios de ese día, el del rescate, y se me puso la piel de gallina recordando ese momento.

No olvidemos nunca lo vivido.  Contémosle nuestras historias a los jóvenes.  Nunca hay que olvidar.

El Balance del año...

Cuando se acerca el fin del año, es inevitable hacer un balance de lo vivido durante el año que estás por dejar y empezar a proponerte metas y objetivos para el año 2014.

Hoy empezó a pasar por mi mente que cosas había conseguido y vivido durante el 2013, buenas y malas y aquí pongo mi recopilación de temas:

LO BUENO

1. Profesionalmente experimenté un crecimiento impresionante.  Fui parte de un proyecto interesantísimo en la empresa para cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York y pude tener la dicha de vivir esa intensa emoción de estar parada en el balcón de la Bolsa con mi escarapela peruana en el pecho, la bandera del Perú y la bandera de Graña y Montero gritando con euforia.  Priceless.
 
2. El dedicarme a ese proyecto me significó entregar mayor autonomía a mis líderes legales en cada área de negocio y con gratificación pude ver el crecimiento de cada uno de ellos, manejando con autonomía, responsabilidad y liderazgo sus negocios.
 
3. Ver a mis hijas crecer un año mas, con salud, cada vez mas afirmadas en su personalidad, logrando cumplir con sus metas escolares, cada vez con mayor autonomía, aprendiendo a hacer cosas solas y sobre todo con un nivel de comprensión y comunicación con su madre, que le permitió enfrentar el proyecto que menciono arriba, entendiendo la falta de tiempo de mami, como un tema pasajero, dándome mucho amor.
 
4. 2 lindos viajes familiares al interior del país, Cusco y Arequipa, donde disfruté de la compañía de mi querida familia, nos divertimos a morir y estrechamos lazos entre los primitos.
 
5.  12 kilos menos y más de 30 centímetros menos en barriga y cintura, lo que significó dos tallas menos en pantalones, rodillas mas tranquilas, mejor espíritu y ánimo personal.
 
6. Después de tantos años de trabajo de madrugadas, mi esposo cambió de rol en la empresa y es ahora un Project Manager.  Ya no mas turnos.  Todo mío los fines de semana.
 
7. Muchos amigos queridos.  Amistades renovadas y reforzadas.  Mucha gente a mi lado con buena vibra.  Otros tantos nuevos amigos.
 
LO FEO
 
1.  La partida de mi tía Pocha, tan querida, tan cercana a mi, tan amiga.  La pena profunda de ver al cáncer derrotar una vez mas, a miembros de mi familia, arrebatarla antes de tiempo, quitándonos años de su compañía.
 
2.  La muerte violenta de mi primo Aldo.  Lleno de vida, intenso, lleno de proyectos.  Vida arrebatada de la manera mas cobarde.  Te remueve los cimientos básicos de tu propia existencia.  Empiezas a repensar tus prioridades, empiezas a mirar a la gente con desconfianza, empiezas a reevaluar quien realmente camina de tu lado.  Aquellos sucesos que creen que les pasa a otros, irrumpen en tu vida, te dejan desnudo, indefenso.  Te toca levantarte, recomponer las piezas de tu rompecabezas y ayudar a tu familia cercana a reinventarse.  Si siquiera puedo encontrar algo positivo a tan terrible hecho, es que me ha acercado mucho mas a mis tíos y mi primo para hacerlos parte de mi entorno mas íntimo.
 
3. Mi mami con un muy mal año de salud.  Nunca quedó caminando muy bien, pero fue en este año que tuvo una crisis intensa de dolor que me llevó a internarla en la Clínica Angloamericana una semana entera, sin que le resolvieran su problema.  El decaimiento de  mi mami nos complicaba aún mas el panorama.  Finalmente por recomendación de un muy querido amigo, encontramos a un terapeuta angelical que con terapia y mucho cariño con mi mami pudo resolverle esencialmente el problema y ponerla a caminar de nuevo, sin embargo la pena por los sucesos 1 y 2 anteriores, la llevaron a una situación de depresión, que nunca había tenido mi mami, caracterizada por ser una mujer muy fuerte.  En esencia, hoy puedo decir con tranquilidad que ya está encaminada, que tiene un súper psiquiatra acompañándola y empezando su tratamiento, me ha devuelto a la mami de antes, con sus limitaciones de edad, pero con su mismo espíritu.  Ya hizo kekes ingleses, ya hizo chocolates y panes navideños.
 
¿Y qué se viene?
 
En lo familiar:
 
Entre mis objetivos principales es que mi mami salga airosa de sus tratamiento y recupere el buen espíritu, estar muy cerca de mi tío Polo, Ada y Claudio y ayudarlos en su proceso de reinvención.  Además espero poder organizar un viaje familiar en el año donde la pasemos tan divino como los pasados.  A mis niñas les he prometido un viaje a Nueva York.
 
En lo personal:
 
5 kilos menos adicionales y empezar a caminar, rompiendo la flojera con el deporte que me caracteriza.
 
Terminar algunas remodelaciones en mi depa. 
 
En lo profesional:
 
Algo de capacitación, además de la escuela constante que me significa la magnífica empresa en la que trabajo. 
 
 
Pero por sobre todas las cosas:  Mucha salud, mucha energía, mucha buena vibra.  Estar cerca de la familia, estar cerca de los amigos, buscar a aquellos que veo poco y darles un poquito mas de tiempo.
 
Mis mejores deseos para que esta Navidad sea magnifica para todos y que el 2014 sea un año espectacular.
 
 

miércoles, 30 de octubre de 2013

Mi querida amiga Mónica!

Para tomar determinadas decisiones en la vida, muchas veces entre los factores de decisión, uno toma como referencia las experiencias de terceros, especialmente si se trata de alguien en quien uno confía.  Pues efectivamente en mi caso, mi querida amiga Mónica siempre ha sido una referencia para mi en determinados momentos de mi vida, considerando que ella es alguien en cuyo criterio confío; sin embargo, aquí les voy a demostrar con unos claros ejemplos, lo peligroso que es basarse en experiencias ajenas, pues a veces las cosas nos pueden salir al revés.

Y aquí el primer ejemplo, capítulo que denominaré EL EMBARAZO

Vida de Mónica:  Mi amiga Mónica y yo nos casamos prácticamente a la misma edad pero con un año de diferencia.  Ella se casó primero y decidió irse por la maternidad al poco tiempo.  Le creció una pancita moderada, de hecho usaba sus mismos pantalones y sus mismos sacos para ir a trabajar, en lugar de comprarse la ropa tipo carpa que venden para embarazadas, además llevó un embarazo perfecto, sin hinchazones ni cansancios.  Por supuesto, subió muy pocos kilos, creo que con las justas llegó a los 9 y salió de la clínica de dar a luz con la ropita que usó 9 meses antes.

Mis reflexiones:  Entonces yo me dije:  ¡Oh! ¡Esto de salir embarazada no es tan terrible! Mónica no se cuida al comer y no ha subido nada de peso y usa su misma ropa y no le fastidia nada... Esto es un éxito así que ¡me lanzo a la piscina sin temor alguno!

La realidad: Me pasé todo el embarazo con los pies y piernas hinchados, tanto así que me tuve que comprar una talla mas de zapatos por que los míos no me entraban.  Me llené de antojos que Mónica nunca tuvo, di rienda suelta a mi pecado de gula y subí 23 kilos en lugar de 9.  Por supuesto, ninguna posibilidad de que me entre mi misma ropa previa al embarazo, por lo que tuve que invertir en la talla mas grande de ropa para embarazadas, lo que resultó bastante costoso considerando que usaban tanta tela como para armar un toldo en el Estadio Nacional; y si creí que aquel buzo tan bonito que llevé a la clínica lo usaría para salir de ella, es que no tuve claro que dar a luz no va acompañada de una liposucción y que puedes bajar varios kilos sin bebé y placenta, pero definitivamente 23 kilos no se van con el parto.

Segundo Ejemplo:  EL PARTO

Vida de Mónica:  Moni no pudo dar a luz por parto natural sino por cesárea.  No duele nada, me dijo, de hecho yo pedí al segundo día que me quiten el catéter con el calmante porque me irritaba y me hacía ver sombras, afirmó rotundamente.  Además me comentó que al día siguiente se paró y se metió sola a la ducha.

Mis reflexiones:  Bueno, mejor me voy por una cesárea si o si, al fin y al cabo no duele nada.  Al día siguiente estaré de pie.

La realidad:  Me hicieron cesárea también, apenas bajaba el efecto de la medicina, sentía un dolor desgarrador así que me hice mejor amiga del medicamento que me entraba directamente a la vena y no solo no pedí que me lo sacaran sino que pedí un día mas en la clínica con el catéter puesto.  Que si me paré inmediatamente? En absoluto! Pedí baño de esponja y cuando me paré de la cama (o mejor dicho me pararon), una enfermera me bañó porque tenía cero capacidad movilizadora.

Tercer ejemplo:  LA LACTANCIA

Vida de Mónica:  Su momento de lactancia sería el orgullo de la Liga de la Leche.  Con una aureola brillante que la circundaba, colocaba suavemente a su niña en el pecho, y esta niña delicada se prendía de la manera perfecta y correcta del pecho de su madre, que además poseía todas las características propias del mejor de los biberones, Avent en dicho momento.

Mis reflexiones: Que momento de tanta ternura es el de la lactancia, perfecta comunicación con tu hija, es un acto natural que fluye de manera inmediata y por instinto.  Yo daré de lactar 6 meses como Mónica y de ahí cortaré mi producción, que seguro será cuantiosa como la de mi amiga.

La realidad:  El día que traté de dar lactar fue de terror.  No tenía la menor idea de como colocar a mi hija y mi capacidad de seguir un tutorial era escasa.  Como mis pechos no son precisamente pequeños, me aterraba la posibilidad de que éste, abundante, cubriera en su totalidad la cara de mi bebé y la ahogara, por lo cual mi posición de tensión tratando de separar la nariz de mi hijita de la sobreabundancia de pecho me generaba adormecimientos.  El instinto no fluyó en mi hija, quien berreaba como loca pero no agarraba de manera correcta el pecho, generándome un dolor espantoso y provocándome crisis nerviosas.  Además el proceso era eterno y cansador y para colmo de males mi producción bastante limitada, por lo que las miles de bolsitas para almacenar leche que me compré fueron utilizadas en muy poca proporción.  Mucho envase, poco contenido.

Cuarto ejemplo:  EL SUEÑO

Vida de Mónica:  agú agú agú, ya se durmió la bebe, perfectamente, en su cuna, sin ningún problema, rápidamente se durmió toda la noche por lo que le daba tregua para que elle durmiera.

Mis reflexiones:  salvo que esté enfermita, no tendré que levantarme de noche,  es cuestión de que se acueste temprano y en su cuarto.

La realidad:  los berreos de mi hija se sentían desde Miraflores hasta La Molina,  Mi hija se levantaba cada tres horas pegando de gritos y demoraba muchísimo en conciliar el sueño.  Mis ojeras crecían y tuve que acostumbrarme a dormir con el sueño partido.  La familia enteraba participaba en los procesos en que a Miranda le venían los terrores nocturnos, que muchas veces se calmaban a las 5 a.m., luego ella dormía a pata suelta y uno se iba para la oficina con pinta de zombie.

Quinto ejemplo:  LA SEGUNDA HIJA

Vida de Mónica:  Moni se lanzó a los pocos meses a buscar al o a el segundo, para que ellas no se distanciaran  mucho.   Todo era felicidad, las dos bebés dormían plácidamente y coexistían sin conflicto alguno.  Moni seguía trabajando, seguía flaca, no tenía ojeras y estaba peinada.

Mis reflexiones:  que buena idea ésta, pero ahora si amiga, no te sigo. No la hago ni loca dos bebés chiquitos, de hecho todavía no termino de desembarazarme y acabo de reintegrarme a la oficina pues...

La realidad: Dos meses después de haberme reintegrado a la oficina, con mi primera niña de tan solo 6 meses que se despertaba en un promedio de 3 veces cada noche, en plena batalla por eliminar los 13 kilos de más que no terminaba de bajar, de manera espontánea y sin aviso alguno, mi organismo con su fertilidad potenciada, le da espacio nuevamente a la maternidad y descubro, después de haber vomitado en una reunión de trabajo, por la Av. Del Ejército y haberme puesto ranitidina en la vena en la clínica por una supuesta intoxicación alimentaria, que estaba embarazada.  ¿Quién me dio la pista? ¡Pues Mónica! Quien me soltó la posibilidad de que mi supuesta intoxicación obedeciera a un nuevo embarazo, lo que me hizo hacer memoria y me recordó un momento fugaz de loca pasión y que la posibilidad real existía, me llevó a hacerme el análisis de sangre y ¡¡ahí estaba Lara!!!  El resultado fue que cuando Lara nació, yo había subido 21 kilos, las dos se despertaban de manera intercalada en la madrugada, Miranda berreaba peor que nunca, mis ojeras llegaban hasta el piso y no podía peinarme y a veces me era difícil hasta bañarme...  Es decir, me pasé dos años enteros embarazada.

Corolario:  y como no escarmiento, seguí a Mónica los pasos de comprar un perrito para completar la familia.  Es traviesa me dijo Mónica.  Yo sonreí.  Pues bien, tengo a mi adorado Quispe, un bulldog francés delicioso y enano, pero que hasta el momento, se comió dos sillas de madera de las chicas, que ya las cambiamos, se comió parte de la silla de plástico del escritorio, que sigue mordida, se comió TODOS los tiradores de madera del escritorio, ahora hay de aluminio, destruyó a Pancho el Chancho, que fue sometido a cirugía de alto nivel, rellenado nuevamente con su algodón y hoy ostenta una tamaña cicatriz en la espalda, se comió un cajón de mi cómoda, que ya mandé a remodelar, se comió parte del libro de los 80 años de Graña y Montero, que le di vuelta en la mesa y no se nota, se comió una esquina de la mesa de centro y la otra esquina de la mesa de lado en la sala, cuyo presupuesto ya tengo y está en cola, también está en cola la refacción de una silla del comedor que tambíen se comió y se comió dos de las camitas que compramos para que él duerma, sigue con la segunda cama desmondongada y duerme con las chicas en la cama de ellas, ya no hace sus necesidades por toda la casa, pero aún no logramos que espere el momento en que se le saca a pasear por lo que sigue dueño de un rincón en la cocina que, cuando es utilizado, nos obliga a correr a limpiar y sacar toda clase de sprays olorosos.  Ello sin mencionar que se roba el papel higiénico de los baños, le sacó la nariz a Cuerpi, el puerco espín de Miranda y que lo hemos atrapado a tiempo con la mantaraya Alegría en la boca.

Con que novedad me vendrá mi amiga Mónica ahora?  Seguro que le haré caso, porque Arturo dice que si lo dice Mónica, es ley!!!




miércoles, 23 de octubre de 2013

A mis queridos amigos Trener...


Cuando entró mi hija por primera vez al cole tenía mucha expectativa de no habernos equivocado en la elección.  Y tenía la firme decisión de generar lazos fuertes entre los padres de familia, que permitan extender una red de contactos que nos hicieran sentirnos más cerca de nuestras hijas.

 

Para mí, tarea fácil.  Soy amiguera por naturaleza, disfruto conociendo gente nueva e intentando leerlos y encontrar puntos en común; soy veleta me encanta estar en todo lado y organizar eventos.  Para mi querido esposo, solitario, desconfiado por naturaleza, casero por completo, pues  un tremendo esfuerzo, que sólo demuestra el gran amor que tiene por sus hijas.

 

Lo cierto es que la realidad superó las expectativas que tenía y encontré un grupo de gente interesantísima con la que en tan solo un par de años hemos generado una muy linda relación, en la que la sensación de conocernos de toda la vida la tenemos muchos.

 

Debo confesar que los lazos son más fuertes en la promoción de mi hija Miranda, donde claramente, al ser la primera en ingresar al cole, fue donde me arrojé con ímpetu a generar estos lazos de los que vengo hablando.  Y la respuesta no se hizo esperar.   Encontré muchos padres de familia con las mismas intenciones que las nuestras, por lo que la conexión fue inmediata.

 

Como paso número uno, me ofrecí de delegada del salón de Miranda junto con Mariana, mami de Macarena, quien había compartido aulas en el Nido Little Me con mi enana.  La primera reunión de delegadas fue en mi depa y con el ánimo de involucrar a más personas, invitamos a otras mamis que quisieran compartir ideas y generar proyectos con nosotras.  La reunión fluyó con una naturalidad impresionante, las bromas iban y venían y de allí surgió la idea de reunirnos con esposos.  Así que manos a la obra y de manera inmediata invité a mi depa a unas 5 parejas de padres, a dedo, que tenían cara de buena gente, que asumí tendría afinidad y la pasamos genial, tomando unos vinitos, comiendo quesos y riéndonos a carcajadas.

 

Desde ese momento, las reuniones y los eventos empezaron casi a organizarse solos, conociéndonos un poco más entre todos, uniendo a nuestros hijos en paseos y viajes de fin de semana, pero sobre todas las cosas, generando lazos muy fuertes entre amigos, que hoy me parecen de toda la vida. 

 

Si pasa una semana y no sé de ellos, inmediatamente un mail, un comentario en Facebook o una llamada entre nosotros para saber en qué estamos y si estamos bien.  Un grupo de amigos, con los que sé que puedo contar incondicionalmente y que nos apoyamos todo el tiempo, no solo en temas vinculados a nuestros hijos (y su logística, que no es poca cosa), sino también entre nosotros a nivel emocional.

 

Algunos, en tan poco tiempo, han seguido caminos distintos, pero se mantiene el vínculo y el cariño y hacemos esfuerzos por seguir conectados. En este grupo se encuentra mi amiga la Gringa Loca Alicia y sus maravillosas pizzas, émula de Martha Stewart que todo hace con sus manitas y su esposo Alvarito, gran comentarista en Facebook sobre realidad nacional y últimamente agricultor y Karinna y Mauri, con quien aprendí que tener tatuajes no te hace diferente y que no deben faltar chelitas en la refri.

 

Andre es la dulzura en persona, no fue por gusto que eligió ser profesora de educación inicial, su paciencia y su dulzura son mi inspiración.  Pero además posee un privilegiado sentido del humor, al que acompaña mi querido Franco, compañero de películas de terror y de grandes juergas, pieza segura para que la reunión sea animada.  Vane y Pollo, mis amigos Peace & Love, con su nota ecológica y apegados a la naturaleza, con su casa en Cangrejo funcionando siempre como sede abierta a los amigos, mis compañeros de Mistura y de grandes conversaciones sobre la vida.  Mi querida familia Truchini, Mónica y Luchito, compañía inmejorable, para la tertulia, para un buen vino y para un buen plato de comida, mejor si es preparado por Lucho.  Mi Jekis, la mujer más positiva que conozco, un ejemplo de mujer en todas sus dimensiones, siempre encontrando el lado bueno en cualquier circunstancia y siempre con una palabra de cariño y una mano estirada para ayudar desinteresadamente a quien lo necesite.  Marianita, súper colaboradora, siempre conciliadora y dispuesta a tender una mano y Juanfran, con esa chispa arequipeña tan particular, Mirella, gran amiga, con quien he afianzado lazos por la súper amistad de nuestras hijas, gran repostera de cupcakes, brownies y galletitas y Pochito, absolutamente divertido, con una broma para cada ocasión, que nunca pierde la sonrisa.  Mis amigos Meche y Toño, ejecutivos y runners, que últimamente nos tienen olvidados, pero con quienes la química es indiscutible, Gustavo y Su, divertidos, directos, participativos y miles de amigos más, que no puedo mencionar por lo extenso, pero todos íntegros y confiables, así como divertidos.  Y aunque no sea de esta promo, no puedo dejar de mencionar a Dahx y Fabiola.  Extraordinaria pareja, llenos de entusiasmo.  Fabi es la persona más carismática que he conocido en mi vida, llena de ideas novedosas, súper entusiasta y con un ánimo que nunca decae! Y mi querida amiga Mechita, organizadísima, responsable, directa y con ánimo constructivo.

 

Queridos amigos Trener... tenemos muchos años más por delante... sigamos construyendo lindas familias juntos!  Los quiero mucho!

 

domingo, 13 de octubre de 2013

Cusco fascinante

Acabo de llegar de unas deliciosas vacaciones familiares en el Cusco.  No es la primera vez que viajo al Cusco, pero es un hecho que en cada oportunidad resulto fascinada con la intensidad y buena vibra de la ciudad y de sus alrededores.

Aunque ya conozco muchas de las ruinas que visité esta vez, la idea era poder mostrarles estos lugares a mis hijas, así que visité muchas de ellas nuevamente y las disfruté como la primera vez.  Entender el significado de cada uno de estos lugares, lo que significó en tiempos de los Incas, ya es por si una aventura y todo un misterio y fascinación.  Era importante contar con un guía en cada visita y todo un reto que pudiera explicar la historia de manera sencilla y amena para poder captar la atención de 4 niños entre 6 y 9 años.

El denominado Valle Sagrado te ofrece un paisaje maravilloso.  Varios pueblitos hermosos y llenos de vida al lado del río, pequeñas casitas con techos a dos aguas, mucho verde en el camino, auquénidos, ovejas y burritos en el paso.   En cada lugar que pasas encuentras puestos de venta de artesanía, que te ofrecen variedad de souvenirs y utilitarios simpáticos, atendidos por mujeres robustas con trajes típicos multicolores.  Digno de destacar los puestos de venta de comida al borde de la vía, donde ofrecen cuy al palo, tostado y crocante, que no pudimos comer por falta de apetito pero que se veían buenísimos.

Nuestra primera parada fue la Feria de Artesanía de Pisac.  Es la mas famosa del Valle y al parecer, según me informan, ha tomado de manera permanente la plaza de armas de Pisac, por lo que se le puede visitar a diario.  Chalinas de alpaca, sombreros y chullos, pan recién salido de un horno de barro y hermosos choclos de grano grande son infaltables en Pisac.  Seguimos a las ruinas de Ollantaytambo.  Trepamos escaleras hasta quedar sin aliento y disfrutar de una hermosa vista.   El clima cálido nos acompañó y evitó que corriéramos el riesgo de resbalarnos en las piedras mojadas por la lluvia.  Terminamos el día con un espectacular almuerzo en el restaurant Paca Paca en Urubamba, donde disfrutamos de unos ravioles rellenos de habas en salsa de queso azul,  simplemente espectaculares.  El tiradito de trucha, la trucha cubierta de quinua crocante, el lomo a la pimienta y el chaufa vegetariano, todos simplemente maravillosos.

Al día siguiente estábamos listos para partir al alba rumbo a Machu Picchu.  Este lugar es simplemente fascinante.  Recorrimos toda la ciudadela recibiendo información de la guía que contratamos y fotografiando cada ángulo de este bello sitio.  Pero lo mas espectacular lo hicieron tres personas de nuestro grupo, Nataly, mi esposo y mi hija Miranda de 9 años, quienes fueron los valientes y aguerridos que decidieron trepar al Huayna Picchu.  Que tal experiencia la que nos compartieron.  Debo haber estado loca e irreflexiva para haber permitido que mi hija se expusiera a tal situación de peligro.  Tremendo esfuerzo físico y de concentración, absolutamente loable para una niñita de tan solo 9 años.  Esta experiencia no la olvidará nunca.  Mientras tanto, el resto del grupo esperamos pacientemente el regreso de los demás, acompañados de una cerveza Cuzqueña.  Almorzamos en el pueblo de Aguas Calientes, al pie de Machu Picchu, en un restaurant llamado Fortaleza, con precios excesivos y muy poca calidad.  El regreso en el tren a la estación de Ollantaytambo fue también toda una experiencia.  Nos sorprendieron con la aparición de un "Saqra" un personaje diabólico andino que bailó al ritmo de música andina e hizo bailar a algunos de los pasajeros.  Cerró el viaje un desfile de modas de prendas de alpaca de gusto exquisito.

Llegados al hotel buena parte del sector femenino que integrábamos el grupo, decidimos aprovechar del Spa del hotel y nos relajamos con masajes en aceites de maracuyá y camu camu.  Aproveché para que masajearan las piernecillas de mi valiente hija y evitar que amaneciera contracturada.

Al otro día seguimos con una visita a las ruinas de Moray, donde había una feria de los pueblos aledaños y competencia de bailes vernaculares y conocímpor primera vez las salineras de Maras., donde compré sal de Maras en sus diversas presentaciones, con ajo, con romero,bcon aji, etc.
Luego encontramos al resto del grupo, que decidió descansar en el hotel, en el restaurant del Tambo del Inca, donde celebramos los 8 años de mi sobrina Constanza.  Visita obligatoria al taller de cerámica de Seminario después del almuerzo.

Chincheros fue nuestra parada del día siguiente, cuando abandonamos el Valle Sagrado con destino al Cusco.  Increible como nosotros los adultos caminábamos con precaución para evitar que la altura nos jugara malas pasadas, mientras que Lara se daba aspas de molino y pegaba de brincos como si nada.  Hermoso sitio éste que no recuerdo haberlo visitado antes.

Llegados al Cusco y luego de instalarnos en este hermoso hotel que es el Marriot Cusco, fuímos a almorzar al restaurante "La Calle del Medio", totalmente recomendable!  La panceta glaseada con chaufa de quinua buenísima! Acompañada de un chilcano de mandarina y granadilla.  Muy buena comida, muy buenos chilcanos y un ambiente muy acogedor.  Caminata por San Blas y en la noche nos tocó comer pizzas en Incanto, otro sitio buenísimo.

La visita a Awana Kancha fue una buena decisión, las chicas tuvieron la posibilidad de dar de comer a las alpacas y llamas de distintas variedades y verlas muy de cerca.  Un trueno nos hizo saltar de pavor e impidió que visitáramos Tampu Machay, así que optamos únicamente por Sacsayhuamán, que recorrimos bajo lluvia con paraguas y acompañadas de una perrita callejera que conocía muy bien la ruta, sólo le faltaba hablar para hacer de guía.  En la noche un show de danzas típicas en el Centro de Artes Nativas Cosqo, nos deleitó con bailes andinos y música en vivo.   Sorprendida del lleno del local de tope a tope.

Finalmente, un paseo en tranvía por la ciudad, un buen almuerzo en "Limo", visita al Choco Museo y al Koricancha, cerró este hermoso paseo familiar.

Ahora cargada de energía, de haber disfrutado de la familia, de haber podido brindarles una nueva y rica experiencia a mis niñas.  Qué mas se puede pedir!




miércoles, 18 de septiembre de 2013

Sobre la Unión Civil entre Homosexuales...

El Perú está de moda.  Se habla de su gastronomía.  De los hermosos lugares que tenemos para hacer turismo, de Machu Picchu, las Líneas de Nazca y el Cañón del Colca, de las olas en Máncora. Se habla de su crecimiento económico, de su baja inflación, de que somos un país de oportunidades. 
 
Muchos nos empezamos a creer este discurso y por ello, empezamos a mirar con la frente en alto y a sentirnos líderes de Latino América y orgullosos de quienes somos y creemos que si podemos, y nos llenamos de esperanza y de expectativa, hasta que te topas con una situación en la que se requiere de tolerancia e inclusión y te das cuenta que estamos todavía a años luz de ser una sociedad civilizada.
 
Estoy completa y absolutamente a favor de que se apruebe la Ley de Unión Civil entre homosexuales.  No encuentro una sola razón que siquiera me haga pensar que quizás no es lo correcto.  Me parece que es un paso adelante en tolerancia e inclusión.  Que se trata de aceptar realidades y regularlas.  ¿Es que para eso no se han hecho las leyes? Precisamente para regular situaciones que existen y requieren ser reguladas.
 
Lo que se busca con esta ley es darle legalidad a la construcción de un legítimo patrimonio entre personas del mismo sexo.  Para evitar reflexiones filosóficas no se la ha llamado matrimonio.  Se trata de un marco legal para un patrimonio conjunto.  Pero sucede que la Iglesia Católica con su líder Cipriani, opina, descalifica, critica y encima quiere hacer pensar que con sus palabras nos representa a la mayoría de peruanos.
 
¿No es acaso la Iglesia Católica la que nos enseña a amar al prójimo como a nosotros mismos?  A lo mejor tenemos que esperar una fe de erratas donde se incluya la precisión que con el término prójimo no se incluye a los homosexuales.  Que a ellos tenemos que darles la espalda, despreciarlos, descalificarlos y volverlos invisibles.
 
Soy católica pero enfáticamente digo que las palabras de Cipriani a mi no representan.
 
Creo firmemente en el respeto a los demás.  Creo  que si dos personas del mismo sexo viven juntos por muchos años, en muchos casos despreciados por su propia familia, trabajan y construyen un patrimonio, es absurdo que el supérstite lo pierda en favor de la familia que los desprecio.     El Estado está llamado a protegerlos, pues ellos son parte del Estado, le guste o no a la Iglesia Católica.
 
Ojalá que pueda seguir con la frente en acto y pueda ver a legisladores sin prejuicios aprobando esta ley y a un Poder Ejecutivo con pantalones que no se amilane ante las palabras de Cipriani.  Ojalá.
 

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Mistura 2013

Para quienes no viven en el Perú, les cuento que en estos días se lleva a cabo la Feria Mistura, el evento gastronómico mas importante del Perú y me atrevo a decir de Sudamérica, que congrega cheffs, estudiantes de cocina, turistas y peruanos de buen comer, entre los cuales me incluyo.

Por cuarto año consecutivo, 3 amigos y yo nos organizamos con anticipación para tener hoy el día libre e hicimos nuestra incursión en Mistura, perfeccionando cada vez mas nuestra técnica para poder probar un poco de todo.

Este año el local elegido me ha parecido el mejor de las 4 versiones a las que he ido. Espacioso, en una zona donde no perturba a los vecinos, un lugar abierto, creo que muy bien.  A pesar de que acuden miles de personas cada día, no llegas a sentirte en medio de un tumulto.  Una cola bastante largar para entrar pero que camina con rapidez y no nos significó ni cinco minutos.  Colas grandes en el banco, sobre todo al empezar el día, para adquirir los tickets, pero habían muchos módulos, era cuestión de avanzar un poco mas. Creo que si hace falta que se instalen cajeros multimarca o del Banco de Crédito que creo que es el mas usado (al menos por mi!)  POS en locales que se paga en efectivo podría también ser una buena opción.  Se incrementarían las compras en el mercado por ejemplo.

La organización de la Feria por mundos me pareció muy interesante, nos permitió elegir al menos un plato por mundo.  A ver si en la próxima versión encontramos el mundo de los saltados (un buen lomo saltado, un tallarin saltado, serían buenas opciones ...)

Así, empezamos nuestra visita al medio día en el Mundo de los Sánguches, con un clásico sandwich de chicharrón con camote y salsa de cebolla.  Para acompañarlo compartimos chilcanos de camu camu, de lemongrass y clásico en Mayta. (Los chilcanos son una bebida buenísima preparada a base de pisco, ginger ale y limón, que en los últimos años se ha sofisticado con los piscos macerados con diversos productos).  Luego caminamos hacia el mundo del cebiche.  Apostamos por un tiradito a la crema del restaurant Punto Marino, que estaba buenísimo y una leche de tigre del Verídico de Fidel, que si bien estaba muy buena de sabor, creo que debe ofrecerse en vaso y no en envase bajo.  Un chilcano mas para acompañar, esta vez uno con pétalos de rosa de La Picantería, bastante atrevido pero un poco subido de dulce para mi gusto.  

Tocaba pasar por el Mundo Nikkei y nuestra elección fueron los wantanes rellenos con chanchito y verduras con salsa tamarindo de Majariscos, altamente recomendable.  Chilcano de maracumango y de emoliente, otra vez de Mayta, buenísimos.  El Mundo Norteño nos trajo tamalitos verdes con salsa de seco de Donde Peruco, simplemente buenos y una ronda norteña de carne aliñada, seco de chavelo con majado de yuca de la picantería La Paisana; bueno, pero he probado mejores.

Seguimos caminando rumbo al Mundo Amazónico, casi que el mundo "estrella" de este Mistura; nos pareció  que ofrecía las mejores opciones. Platos provocativos de tan solo leerlos.  Fuímos directo al Amaz, restaurante de un cheff peruano famoso, Schiaffino, y que es un restaurant joven con una propuesta de comida de la selva presentada en forma gourmet muy pero muy buena.  Optamos por un pescado doncella con salsa de castañas de cajú, acompañado con arroz con coco.  Divino! Otro mas de este mundo fueron los fettuccini con salsa de cocona y cecina de El Aguajal. Muy buena opción.

El día seguía transcurriendo y nosotros continuábamos con nuestro compartir.  Los chicos decidieron caminar un poco y traer mas chilcanos, esta vez de Huaringas, mientras que nosotras optamos por visitar el cercano Mundo Andino, donde las propuestas que escogimos del Restaurant Turístico El Gordo, me parecieron buenísimas.  La primera fue el denominado Qamtza Pichu, una mezcla de cancha con tortilla de huevo, cebolla china y charqui (carne seca de alpaca) y la segunda se llama Atallaushe, que es como un cebiche de charqui, muy bueno.  (Miren la foto!)

Hasta el momento recalco que, pese a que algunos disidentes fundamentan su falta de interés por esta Feria en la cantidad de gente y colas y otros asistentes, con poca actitud y paciencia se quejan de lo mismo, no pasamos mas de 10 minutos en las colas. Digamos que la leche de tigre fue la mas larga, pero divididos para la compra no perturbó para nada.  

Decidimos acercarnos al Mundo de las Brasas, la zona mas concurrida y no me explico porque.  No es que el chancho al cilindro y el chancho al palo no sean platos buenísimos, pero no es precisamente lo mas original y dificil de conseguir.  Creo que la publicidad siempre pone en primera plana al local del chancho al palo de Carlos Ramírez (que debería llamarse chancho a la reja).  La cola aquí si que era interminable.  Nos decidimos por el restaurant Chaxras y un lechoncito acilindrado con arroz meloso de porcón y chutney.  El preferido según Manuelito, el arroz un poco crudo según Vane.  A mi me pareció bueno pero tampoco el mejor plato del día.  Luego la cola mas larga que hicimos fue en Warmi para comprar chicharrón de conejo y el bendito chanchito, ambos acompañados por carapulcra.  Me gustó mas el conejo; costaba mucho partir el chanchito con un tenedor de plástico. 

Empezamos a retroceder para seguir buscando alternativas, esta vez con ganas de conseguir algo dulce, así que directo al Mundo del Chocolate.  Muy buenas opciones, presentadas en formas diferentes.  Nos llamó la atención el Stand de Melate y las opciones de besos de moza con sabores distintos.  Vane y Pollo optaron por uno de capuccino y uno de menta, yo compré de naranja y maracuyá pero para llevárselos a mis niñas.  Los besos de moza son una golosina que evoca nuestra infancia.  Una rica galleta de base con merengue francés encima y bañado con una capa de chocolate.  mmmm!  A mi me jaló la atención la variedad de bombones! Me compré tres que fueron compartidos con todos, por lo que tocó morder un pedazo de cada uno: el primero relleno con praliné y naranja confitada, espectacular!, el segundo relleno de ají, me pareció maravilloso! Un sabor rarísimo y el último fue de miel de picarón, que me pareció muy empalagoso.  La verdad que ofrecían variedad de chocolates! Algunos con cancha incrustada! Las chocotejas prometían también.  Un licor de chocolate en otro stand se veía divino y una belleza las esculturas de chocolate que decoraban el centro del Mundo del Chocolate.  

Como corresponde, dimos un salto al Mundo del Café y caímos en el Stand de Blend Café, que agrupa café de distintas regiones peruanas, probamos un expreso de Huánuco, que me cayó como gloria.

Ahora si, dejamos de usar las mandíbulas y empezamos nuestro recorrido por el Gran Mercado, que presenta productos buenísimos! Lo que mas me gustó:  la variedad de papas nativas, el jamón serrano y la variedad de quesos de Cajamarca y especialmente los licores de frutas de Inkanto!!! Me compré el licor de lima que me pareció una delicia y me lleve anotada la dirección de donde comprarlos, porque probé otros buenísimos tales como el licor de mandarina, camu camu, aguaymanto, fresa, frambuesa, entre otros.  Totalmente recomendable, búsquenlos en facebook.

La incursión en el Mundo del Pan fue infructuosa.  Me coloqué en la cola del Pan de Tres Puntas, típico pan arequipeño que es el deleite de mi esposo, pero después de unos minutos de hacer la cola, nos informaron que se había acabado y no pudieron darme indicaciones serias de la hora en que saldrían los siguientes; en el stand donde aún quedaban panes, la cola si era muy larga y decidimos salir sin pan.

Faltaba algo de postre y empecé la búsqueda del champús limeño, un postre de olla de la época de las abuelitas, hecho con harina de maiz amarillo, guanábana, mote, piña y membrillo.  Se sirve caliente y para mi es una verdadera delicia.  Después de mucho buscar lo encontré en el Mundo Norteño en el stand de Gotitas de Amor.  

El stand de Nestlé, específicamente la cola para comprarle postres a Sandra Plevisani, con ella misma atendiendo, imposible. Ahí si que había una de esas colas que generan protestas, quizás 100 personas o mas en cola y ya eran como las 6:40 p.m. y nuestra incursión estaba a punto de terminar, así que adquirí alfajores para las niñas en otro stand y pasamos otra vez por el Mundo Nikkei para que Vane compre las tradicionales Cachangas, turrón y bombitas con miel, postres de carretilla de la niñez, todos bañados en miel de naranja.  El primero parece una gran tortilla de masa crujiente, el segundo es un turrón muy compacto, hecho con unos palitos de masa y mucha miel y por último las bombitas son una masa, ignoro de que, rellena con crema.  Todo deli pero bien grasosito.

Llegó la noche, la gente se iba y otra llegaba.  El Mundo del Anticucho se veía bastante concurrido. Grimanesa y sus anticuchos ya tenía una cola considerable; nos quedamos sin probar los recomendados anticuchos de alpaca de Mama Feli.   Tampoco dio el estómago para probar el rocoto relleno en el Mundo del Sur.

Hoy se terminó la licencia de un día otorgada por mi nutricionista, así que regreso a los quesos frescos, huevos revueltos, filetes con ensalada y gelatina de dieta.  Pero quedo con el recuerdo del grato momento de ayer, que disfrutamos paso a paso con nuestro grupo de incursión.  Todos con gran actitud y proactividad.  Un éxito!

Gracias Vane, Pollo y Manuel!!! A organizarnos para el próximo año!!!


miércoles, 4 de septiembre de 2013

Fueron casi 40 años...

Mañana hubieras cumplido 40 años y probablemente me hubieras contestado el teléfono eufórico, zampado, desde algún lugar en Miami rodeado de queridos amigos.  Me hubiera sonreído pensando en ti a tus 40 años haciendo exactamente lo que hubieras hecho a los 25.  Hubiera pensado que ya llegaría el momento en que sentarías cabeza, te casarías, tendrías mas niños y serías un tranquilo padre de familia.  Esta semana hubiera sido de fiesta.

Por el contrario, hoy no puedo pensar en tu futuro, porque ese futuro nos lo robaron.  No podré escuchar tu risotada y tu voz grave contándome toda la comida chatarra que te empujaste ese día.  Tendré que pensar en llevarte flores al cementerio.  Tendré que esperar la misa del viernes en la que te recordaremos y celebraremos.

Cuando miro hacia atrás y pienso en que hace solo un mes mi vida era todo alborozo celebrando un triunfo profesional, encuentro que la vida te da golpes y te genera contradicciones.  Encuentro y reflexiono en que la felicidad solo son momentos y no un estado completo, que siempre sucederá algo que la opaque y habrá que hacer esfuerzos para poder recuperarla y encontrar otro momento en que te haga feliz.  Y ese momento hay que disfrutarlo con intensidad.

Tú viviste la vida intensamente.  Disfrutaste de ella, la tomaste con tus manos, la llevaste al límite, retando al mar cada día que salías en tu moto o manejando en velocidad probando un nuevo auto, otra de tus pasiones, generando un nuevo negocio, haciendo una nueva inversión.  Eso me da algo de serenidad.  Pensar que disfrutaste cada instante de tu vida.

Pero también me pregunto si te dediqué suficiente tiempo en estos casi 40 años.  No nos veíamos con frecuencia, pero sabíamos que estábamos ahí uno para el otro.  Cuando estábamos juntos compartiendo alguna velada, nos reíamos a carcajadas de las ocurrencias de tu hermano o comentando alguna anécdota de tus amigos.  Me contabas de tus logros y yo sonreía.  Espero haberte dicho mas de una vez que te quiero.

Ha pasado casi un mes y no llega el consuelo.  Dicen que el tiempo cura todas las heridas.  Supongo que eso es cierto.  Esta experiencia es lo mas duro que me ha tocado vivir.  Aunque sonría, aunque siga viviendo, llevo una profunda cicatriz en mi corazón y una preocupación constante por ser el soporte de tus papis y tu hermano, por estar presente en la vida de mi sobrino.

Primo querido.  Dónde estés, espero que estés en paz.  Dónde estés, celebra con intensidad los 40.  Nosotros aquí en la tierra estaremos pensando en ti.  Te quiero y siempre te querré.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Graña y Montero en la Bolsa de Nueva York: La experiencia personal

Hace casi un mes me tocó vivir uno de los momentos mas emocionantes de mi carrera profesional.  Después de largos 9 meses de intenso trabajo, al fin lo logramos:  GRAÑA Y MONTERO cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York desde el 24 de julio de 2013!!!

Este es un logro que me llena de orgullo, no solo por lo que representa para la empresa sino por haber tenido la posibilidad de formar parte de este equipo de extraordinarios profesionales además de contar con las credenciales profesionales necesarias, son especialmente de una calidad humana impresionante, lo que permitió que a pesar del stress y de las amanecidas, nunca se perdiera la motivación y las ganas de hacer las cosas bien.

Es difícil explicar que se siente.  Trabajo 16 años en Graña y Montero y he sido parte de esta empresa en épocas de crisis.  Cuando realmente el mercado estaba parado y muchas empresas constructoras iban a reestructuración empresaria, nosotros logramos sobrevivir.  La padecimos y no olvidamos esos momentos nunca.  Los recordamos siempre que podemos, para no tener que repetir esos errores y no perder la humildad en el proceso de crecimiento.

Hoy, mirar este triunfo de la empresa y además ser partícipe del mismo denota una emoción inconmensurable.  Estaba parada en ese balcón en la meca del capitalismo, Wall Street, la Bolsa de Valores de Nueva York, mirando estaciones con cientos de personas y una gran cabina de CNN donde están comentaristas y analistas vistos por millones de personas, y yo ahí con este espectáculo en frente.  Llevando en el mes patrio con mucho orgullo una escarapela peruana, con el banner de la empresa por detrás nuestro, viendo a nuestra bandera en manos de Hernando colgar del balcón.  Eso momento representó para mi todo! El país que amo, la empresa que es mi vida!  Solo faltó tener a mi familia conmigo.

Las emociones se agolpan en el pecho.  A mi se me representó en una euforia impresionante.  No podía parar de gritar, la felicidad se me escapaba por todos los poros del cuerpo.  No lloré, como si lo hizo mi querida amiga Mónica, a quien se le acumuló el stress de todo este tiempo de trabajo, mezclada con la emoción y la nostalgia por 20 días lejos de su familia.  Pensar en mi delineador de ojos corrido, así tal cual lo cuento, me motivó a evitar las lágrimas.

Es que detrás de esta historia hay toda una serie de hechos y vivencias, especialmente para las que somos madres.  Ha sido una etapa muy inusual, de mucho esfuerzo y que por supuesto ha significado robar el tiempo de la familia.  En mi caso, tuvimos en diciembre unos días de locos para dar arranque al proyecto, luego pude tomar unas vacaciones, gracias a Dios, y regresamos y empezó con una dinámica imparable.  El verano fue difícil.  No pude tomar vacaciones para ir a la playa con las chicas, no pude llevar ni traer a ningún taller de verano, no pude tomarme tardes para hacer todo y nada con ellas, mis horarios no tenían fin y era difícil llegar a tiempo para acostarlas los días de semana.  Los viernes no tenían fin, por lo que dejaron de ser un día de planes.  Llegaba tan cansada que a duras penas podía conversar unos minutos con mi esposo y caía rendida.  Viajes en el medio.  Stress.  Cronogramas que cumplir que nos miraban acechando.  Llamadas telefónicas interminables, sesiones de video conferencia e incluso jornadas de amanecida.

Sin embargo, a nivel familiar no tuve inconvenientes.  Mi esposo estuvo a mi lado soportándome todo el tiempo, dándome ánimos y cariño y supliéndome con las niñas en la medida de lo posible.  Mis maravillosas niñas me comprendieron y aunque a veces protestaban si el trabajo implicaba irme sábado o domingo, que para ser honestos era lo menos, ayudó mucho sentarme con ellas y explicarles de la manera mas sencilla posible que estaba haciendo, que era un proyecto que tenía fin, les pedí perdón por el tiempo que les venía robando y prometí que lo recuperaríamos.  Y ellas miraban el calendario mientras yo miraba el cronograma.

A nivel laboral, las cosas no pudieron ir mejor.  El humor constante en los momentos de tensión ayudaron mucho a mantenernos unidos y con buen espíritu.  Nunca vi una queja de uno delos chicos   jóvenes, que no tuvieron playa ni juergas en Asia, ni jueves de juerguitas, ni cines de media semana.  Siempre aceptaron lo que venía con una sonrisa, agarraban el trabajo con ganas y le metían fuerza y empeño.  Tuvimos frases célebres que escribimos en papelógrafos y nos hacían desternillar de risas.  Anécdotas y fotos trucadas que amenizaron el momento.  Whatsapp colectivos para estar al tanto de lo que hacíamos en tiempo real.  Todos estábamos para apoyarnos en lo que sea, sea cual sea el rol que tocaba asumir en el momento.

Nos han pedido hacer el cierre del proyecto.  Algunas señales hemos dado.  He descolgado el papelógrafo y nos costó mucho hacerlo, no hemos deshabilitado la cuenta whatsapp.  Tenemos que trabajar un documento de cierre que lidera el Chorri, ya hicimos presentaciones varias a la organización, venimos ordenando y entendiendo las obligaciones post emisión que nos toca enfrentar y cambiar de etapa con mucha dificultad.  Por supuesto, añadiéndole mas líneas de trabajo en nuestra descripción de puestos.

Definitivamente una experiencia espectacular que agradezco haber vivido.  Y es que en Graña y Montero en estos 16 años de recorrido, siempre he tenido un reto y un proyecto  motivador que impiden que me aburra.  Me pregunto que hará mi jefe para superar este reto con uno nuevo...

martes, 27 de agosto de 2013

Empalagosos

Cuando uno recién inicia una relación amorosa, te sientes como caminando de la mano, mejor dicho. flotas en lugar de caminar, rodeado de un halo de coloridas flores silvestres, mariposas y encantadores pajarillos que acompañan nuestro andar.  Nuestro corazón está absolutamente expuesto y todo es intenso y color esperanza.

Considerando que soy súper cariñosa y querendona, imagino que yo andaría igual, abrazada y dando besos a diestra y siniestra a mi Arturito.  Pero la relación de pareja y por tanto el amor, maduran.  Ello no significa que el amor baje en intensidad, pero de hecho las manifestaciones de cariño públicas se reducen notoriamente.  La relación cambia a una de mayor complicidad, donde el amor se nota en las miradas, en el respeto, en los detalles, en celebrar lo que el otro dice, en reirse juntos, en tratarse con algún nombre particular y ya no está basada o medida por la cantidad de besos que se dan en la calle.

Sólo estando en la etapa que refiero comprendes lo incómodo que le puede resultar al resto del mundo ver a esta pareja empalagosa enmarcada en flores, mariposas y pajaritos.  

Fui consciente de este tema hace unos días que me tocó viajar a Santiago de Chile y desgraciadamente me asignaron el tercer asiento de la fila en que iba una pareja amelcochada, mas empalagosa que un suspiro a la limeña, que los miraba y hasta sentía los cantos de Cenicienta en el bosque.  ¡Qué cosa tan incómoda y molesta!

Mientras yo estaba concentrada en la lectura de mi último libro "El ABC de la Mafia" (que queda claro que no tenía ni un atisbo de romance), escuchaba casi que en la oreja, constantes MUACKS y SCHUICKS, uno tras otro, 10 al hilo, en series.  Ojo que no se trataba de una pasión descontrolada de esas que ameritan gritarles "get a room!", era mas bien, a mi interpretación, una necesidad incontrolable de mantenerse en contacto, besarse y rebesarse, de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, con escasos intervalos de tiempo entre ráfaga y ráfaga de besuqueos.  

Definitivamente empalagoso y sustantivamente incómodo para mi.  No me quedó sino levantar los ojos hacia arriba y agradecer que era un viaje a Santiago y no a Nueva York,

sábado, 10 de agosto de 2013

La pesadilla del asesinato

Hoy me levanté con la sensación de haber sido parte del elenco de una sórdida película policial.  Siempre pensé que,aunque con dolor, sabía enfrentar y aceptar la muerte, pero lo sucedido ayer sobrepasó todas mis posibilidades y capacidades.

Aquellos que viven en Lima deben estar muy enterados, pues los noticieros sensacionalistas se encargaron de pasar una y otra vez la noticia, con foto, con especulaciones y quizás hasta inclinados hacia un lado de la historia que transmiten.

Ayer en la madrugada, mi primo y gran amigo fue cruelmente asesinado por una mujer enferma, sin sentimientos, sin culpas, sin arrepentimientos.  Probablemente una sociópata, que pese a las consecuencias que lo que hizo le traerá, dixit pudrirse en la cárcel, debe estar muy satisfecha con el resultado de su acción, pues al fin y al cabo logró su propósito.  La vi salir de la escena del crimen enmarrocada custodiada por policías con unos ojos fríos, vacíos e inexpresivos, que sólo puede tener alguien que no es capaz de tener un mínimo sentimiento.  Escogió el atuendo que se pondría para ir a la Comisaría con una frialdad absoluta.  No noté en su mirada el más mínimo atisbo de dolor, de pena, de arrepentimiento, no temblaba, no estaba asustada.  Esos ojos vacíos los recordaré siempre.

Cuanto tantos le dijeron a Aldo que había elegido la mujer equivocada.  Cuanto le costaba salir de esa relación enfermiza y no sabemos porque.  Ya sabíamos que era violenta.  Había destrozado el televisor de la casa con un cuchillo, había lanzado una tablet por la ventana del edificio, había lanzado ropa por la ventana, un celular, había roto un vidrio.  Luego lloraba y pedía perdón y Aldo perdonaba y lo peor de todo, olvidaba completamente, hasta la pelea siguiente.  El edificio donde ambos vivían se había habituado a los gritos y peleas constantes.  La familia y los amigos no nos dábamos por vencidos.  Muchos hablaron con él y aconsejaron, su madre le dijo una vez que que esperaba para dejarla, que lo iba a matar.  En el fondo lo dices pero no te lo crees de verdad.

Ayer sonó mi teléfono a las 2:30 am y alguien lloraba en la línea, así como escuchamos que ahora ladrones te quieren hacer caer, pidiendo ayuda desesperados.  Me costó unos minutos darme cuenta que era el celular de Naty y que era mi tía quien lloraba desesperada y me decía: la mujer lo mató!  Volé había la casa, llevando abogado, esperamos en la puerta a los peritos y fiscal.  No nos dejaban entrar a la escena del crimen.  Gracias a mi amiga Jeka, vecina del lugar del suceso, pude tomar conocimiento de muchos hechos y llegar a mis conclusiones.

Ella lo mató mientras él estaba en su cama probablemente dormido. Las sábanas estaban cubiertas de sangre. Le propinó en total 17 cuchillazos, eso dice el certificado de necropsia, en la cabeza, tórax y extremidades.  Ella no tiene un solo rasguño. Una de las heridas dio en el corazón.  El pudo llegar a levantarse y caminar por el pasillo.  Hay huellas de sangre que lo corroboran, pudo abrir la puerta y pedir auxilio, ahí se desplomó.  Los vecinos salieron a auxiliarlo pero ya era tarde.  Las manchas de sangre en el ascensor hacen pensar que ella intento llamar al ascensor para escapar, pero vecinos y vigilante subieron inmediatamente y no tuvo la oportunidad.

17 puñaladas y no estar temblando no son un arranque de ira.  17 puñaladas en un hombre de 1.84 metros y no pocos kilos propinados por una mujer de 1.60 sin una sola herida, no es un acto de defensa propia..  A un hombre de ese tamaño solo pudo haberlo atacado con ventaja y alevosía.

Y así... En un frío pasadizo de porcelanato terminó la vida de mi primo Aldo, en manos de una mujer enferma que nos lo arrebató casi a los 40 años, de la peor manera posible, y truncó una vida de éxitos en plena escalada, truncó una relación paternal muy linda dejando a mi sobrino huérfano a los tres años, dejando a su familia desvalida y con un profundo dolor.

El sentimiento que tengo en el corazón es intenso.  Siento un profundo desprecio por esa mujer Katherine Melchor,  nunca le he deseado tan intensamente mal a alguien.  Nunca he sentido las ganas de venganza que hoy tengo.  Pero tú mujer del mal lo mereces.  No tenías ningún derecho de arrebatárnoslo y dejarnos con tan profundo dolor.  Espero que te pudras en la cárcel... Y como dice la canción... Espero que sufra mucho.  Que tenga pesadillas en la noche.  Que lleve el karma de tanta gente mandándole mala vibra.

Nosotros pues a reconstruir la familia con uno menos.  A estar cerca de mis tíos y de mi primo Claudio para ayudarlos a empezar de nuevo.

martes, 16 de julio de 2013

Gordura no es hermosura...


Después de mucho buscar, la encontré.  Ahí estaba ella agazapada, adormecida, calientita, cubierta por varias capas de grasa.

Hablo de mi cintura.

¡La encontré! No la veía hacía mucho tiempo.  No recordaba como era decorarla con una correa.  Ahí está ahora, visible aunque tímida, aún aferrada a algunas capitas de grasa adicional que pienso seguir combatiendo.

De verdad que se siente muy bien verte en el espejo y no tener forma de huevo.

Requería de un impulso, algún hecho o señal reveladora que me hiciera tomar conciencia de lo evidente:  Estaba con demasiados kilos encima para mi corta estatura y no estaba haciendo nada por cambiar esa situación.
 
El detonante fue un viaje a Nueva York, donde subida en un avión, sentí un dolor en la rodilla derecha absolutamente insoportable.  No me dejó tranquila todo el viaje, tenía que pararme a cada rato para estirar la pierna y frotarme la rodilla, logrando que el dolor disminuya en parte, pero que no desaparezca.  No entendía que pasaba.  Era un dolor pesado, antipático, espantoso.

Siempre había escuchado que la obesidad perjudica la columna y las rodillas, pero no entendía porque el dolor solo se presentaba dentro de un avión.  No me dolía caminando ni subiendo escaleras, sólo en el avión.  Seguro que alguna explicación científica debe haber, pero me tenía sin cuidado, yo estoy convencida de que se debía al sobrepeso y me alarmé de haber llegado a esos extremos.

Totalmente decidida a revertir la situación, llame a mi fiel nutricionista Gaby, que va a mi casa y me pesa y me da mi dieta, así que mas fácil no puede ser.  Me pesó y me tomó las medidas y la verdad que era bochornoso!!!   No les pienso decir cuanto pesaba porque me da vergüenza, pero si puedo decir que pesaba ¡¡¡mas que cuando estaba embarazada!!!

Manos a la obra.  Cerré el pico, regalé todos los chocolates que habían en casa, dejé de comprar galletas y sopitas Ramen, compré mis fideos de glúten, mi mozzarella  y mis pecanas en la Bio Feria, conseguí barras de cereal, dupliqué la compra quincenal de queso fresco, jamón de pavo y huevos, aumenté verduritas, volví a la gelatina light una parte de mi rutina. Alejé de mi a los panes variados y a la deliciosa mantequilla Laive, compré tacos y pan pita.  No volví a tomar ni una bebida gaseosa así fuera light y las cambié por agua que cargo conmigo a todos lados.  Compré almendras y pistachos, yogurt light frutado de Laive, que me encanta.  Eliminé sanguchitos y empanadas como sustitutos del almuerzo, las cambié por ensaladas de San Antonio.  No mas chelitas pero si copitas de vino, un whisky o un buen shot de pisco de cuando en cuando.  Cero postres. Absoluta convicción de que ésta vez si la hago, pero me ayudé pagando 4 citas por adelantado así de pura tacaña sigo para adelante.  Además le puse pilas a la balanza del baño que antes no quería ni mirarla.


Y aquí estoy.  A dieta hace dos meses y medio y aunque no lo crean, todavía de buen humor.  Llegué a mi primera meta de 10 kilos menos.  Mi índice de grasa en el cuerpo bajó de 40.1% a 21.6% absolutamente metida en el rango de lo correcto.  Tengo 20 cmts. menos de cintura, bajé 22 cmts de cadera alta y 18 de cadera baja. Aunque tampoco estoy para pelear la corona del Miss Hawaian Tropic con mi amiga chibola Samantha, me siento muy bien, absolutamente motivada y con ganas de seguir adelante.

Ayer fui al sastre llevando 4 pantalones y 2 sacos para que los entallen y tengo otros mas por llevar.  Hoy me puse un pantalón dos tallas menos que no usaba hace mucho tiempo.  Y camino mas derecha y bamboléandome mas! Jajaja!  Es la autoestima resurgiendo.  (Qué miedo).

Mis hijas han prometido darme un diploma por haber llegado a los 10 kilos menos y mi meta es luchar, con fuerza porque se pone dificil, por 5 kilos adicionales menos, donde recibiré otro diploma.

¿El ejercicio?  Bueno pues... Una batalla a la vez.  Pero prometo próximamente conseguir un personal trainer e ir por ese camino también. Mi amiga Mappy me ha prometido recomendarme al suyo.

Gordura no es hermosura... y hay que aceptar que en mi post Soy Gordita y a mucha Honra estaba en la cúspide de mi irresponsabilidad.

 

lunes, 24 de junio de 2013

Transmutación de Obsesiones

Llevo ya dos meses a dieta.  Muy juiciosa.  Muy respetuosa.  Ya voy 9 kilos y medio menos.  Mis hijas están esperando que llegue a 15 kilos menos para regalarme un diploma de honor que ellas mismas me dibujarán.

Llega todos los lunes temprano a mi casa la nutricionista para pesarme, medirme y ver índices de grasa en el cuerpo, mientras mi perro Quispe le salta, la husmea y se quiere subir a la balanza.  Al ser lunes la cita, me obligo a cuidarme en la comida incluso el domingo.  La balanza de mi baño ha despertado de un largo letargo en la que la tenía, donde no quería subirme ni mirarla de puro miedo.  Hoy luce reluciente y contenta en el baño sabiendo que al fin me es de utilidad.

Ya puedo ver los pantalones un poco caídos, al menos una talla menos.  Cada lunes tengo la absoluta emoción de subirme a la balanza y ver que he bajado un poquito mas.  Ya no me duelen las rodillas en los aviones.

Ello me motiva muchísimo. Y sigo con muchas ganas, dejando pasar por delante postres y delicias y pidiendo en una cena un cebiche de champiñones en lugar de un pastel de papa con un buen trozo de carne grasienta.

Ser gordita no es gratuito.  No tengo tiroides a la que echarle la culpa.  Me hice el chequeo y todo, cruzando los dedos para que me digan que sufría de la tiroides y así poder tomar unas pastillitas milagrosas que se llevaran el sobre peso.  Pero no.  Ningún padecimiento con la tiroides.  Mis rollos y mis grasitas son propios y tienen hasta nombre.  Cada antojito está marcado ahí en mi pancita, de manera fatal.  Para no dejarme olvidar que debo comer bien o me lo recordarán todo el tiempo.  Soy sumamente antojada.  Sueño con comida y con postrecitos.  Me encanta visitar los restaurantes nuevos. Ante la ansiedad me da hambre.  Ante el stress me da hambre.  La felicidad me hace comer.  La tristeza me genera ansiedad, entonces me vuelve a dar hambre.

 ¿Qué hago entonces para calmar la ansiedad de no comer?

Pues ya encontré la respuesta el día de hoy.  COMPRAR ZAPATOS. 

Comprar zapatos se ha vuelto mi obsesión sustitutoria.  Ya tenía yo un atisbo de "shoesaholic", pero hoy, es una obsesión declarada.  Y créanme que ¡¡¡me salía mas barato comprar una empanada que un par de zapatos!!!

Ahora navego por Facebook buscando nuevas diseñadoras de zapatos.  Y como estoy complicada con los tiempos en la oficina, pues consigo diversas proveedoras que se dan el trabajo de traerme a mi oficina los zapatos que elijo por internet, para probármelos.  Luego transfiero a su cuenta y el asunto está solucionado.

Compro zapatos diversos, abiertos, cerrados, tacones, chatos, botines, loafers, sandalias, negros, rojos, cremas, animal print, plomos, de cuero, de gamuza, peludos, combinados... ¡absolutamente todo!  todo aquello que siento que se me ve hermoso en el pie y me genera mucha comodidad.  Y luego tengo que llevarlos a mi casa de manera disimulada para que ¡mi esposo no me atrape con los nuevos pares de zapatos!

Espero poder encontrar un nuevo sustituto de la ansiedad, de lo contrario voy a terminar en quiebra.

miércoles, 19 de junio de 2013

Para ti... mi Morena Clara

Todavía tengo muy fresca tu carcajada cuando conversábamos y hacíamos bromas y nos reíamos del mundo.  Tu sonrisa franca, tus ojos negros vivaces mirándome con cariño, festejando las estupideces que te decía y los apodos que te ponía.  Tu amor absoluto por tus sobrinas nietas, disfrutando y compartiendo cada anécdota en su vida.

Aún me es difícil comprender que pasó.  En que momento empezaste a irte.  En que momento te perdiste.  En que momento nos dejaste.  No lo sé.  Sólo se que partiste muy pronto.  Que nos debes al menos 10 años mas a nuestro lado.  Que dejaste un inmenso vacío en mi vida que nadie podrá llenar jamás.

Extrañaré tus visitas sorpresivas y siempre gratas.  El llegar de la oficina y encontrar que llena de vida, vestida de ese rojo que te quedaba tan bien, con los labios muy pintados y las manos perfectas, estabas sentada ahí al borde de la cama de mis hijas, contemplándolas bailar, aplaudiéndolas, celebrando sus gracias. 

Mis hijas extrañarán tu cartera.  Aquella que miraban fijamente cuando entrabas y que luego sin desparpajo alguno rebuscaban para encontrar aquel chocolatito o galleta que siempre llegaban contigo, para malcriarlas.

Mis hijas recordarán que compartiste con ellas cada Día del Abuelo en el nido y que sus manualidades siempre te incluían a ti.

Extrañaré cada navidad sin ti.  Sin verte aparecer con un regalito días antes, comprados de tus guardaditos a espaldas de mi tío, para así poder darte el gusto de regalar dos cosas en lugar de una.  Extrañaré buscar tu regalo, elegir con las chicas la cartera que mejor te quedaría.

Extrañaré cada día de la madre, en que aparecías a la hora del lonche para seguir celebrando.

Extrañaré en cada viaje que hago buscar un regalito para ti, un pañuelo que te haga ver hermosa, un perfume de los que tanto apreciabas, quizás unos bonitos aretes.  Extrañaré buscar en las farmacias el inexorable encargo del fixodent.

Extrañaré como ocultabas tu edad a los ojos de todos, de una manera perfecta, habiendo aprendido incluso el año que correspondía a la edad que habías elegido tener.

Extrañaré cuando renegabas de lo absorbentes y sobre protectores que eran mi tío y mi primo.  Cuando salías digna, muy molesta con ellos, pero igual subías al auto para que te dejaran en casa de mamá y llamabas de la misma forma para que te recogieran.

Recordaré aquellos días en que, con tu cabecita pelada del primer cáncer, le diste el primer bocado sólido a Miranda y aquellos días de mi post natal donde te tenía a diario en casa, sentada en el sillón de la sala, con Larita durmiendo sobre tu hombro. 

Extrañaré los momentos en los que saltaba asustada porque había pasado mas de una semana sin llamarte por teléfono, pero que cuando lo hacía, siempre recibía una respuesta comprensiva de tu parte, sabiendo que era casi la única privilegiada a la que le permitías olvidarse de todo.

Los cumpleaños sin ti cantando el Happy Birthday no serán los mismos.  El ver pasar los años de mis hijas y no poder compartir sus logros contigo me será muy duro.

Me queda el consuelo de haberte dado un poco de felicidad.  De haberte hecho reir, de haber salido a pasear contigo y mandarte de teatros y conciertos con mi mami. De haberte dado la dicha de sentir a mis hijas como tus nietas. De haberte dicho mas de una vez que te quiero.

El martes pasado, estando en cuidados intermedios, te tomé la mano y te dije:  "Tía te quiero mucho"; me miraste fijamente y con mucha dificultad y voz queda me dijiste "Yo también hijita".

Mi Morena Clara, para mi no te fuiste.  Ahora te metiste entera en mi corazón y te llevo conmigo a todos lados.

jueves, 30 de mayo de 2013

Y sigo en la oficina...

Aquí estoy en la oficina, completamente agotada.  Si alguien me ve en este instante seguro que me dibujaría con los ojos de loco típicos de Condorito... agrégale que siendo las 11:14 p.m. además tengo los ojos rojos y los pelos revueltos.   Y así ha venido siendo el ritmo fuerte en estos últimos meses pero especialmente de locos esta intensa semana que empezó el domingo y todavía no termina.  Si todo sale bien, y espero sinceramente que así sea, mañana podré contarles de que se trata.

No se oye bulla en el edificio, por lo menos en el piso solo somos Mónica, Alvarito, Adriana, el Lobito y Dennis que acaba de salir en puntitas y danzando ballet, con los ojos mas rojos que yo, pero eso si, con el gel manteniendo aún en el pelo en su sitio.

Ante tal stress y cansancio, buscamos por todas las oficinas un sacacorchos que pudiera destapar la botella de vino que encontré en la mía para poder acompañar la lectura de múltiples mails y las revisiones de muchos documentos, con un glorioso vaso con logo con vino tinto.  La misión del sacacorchos terminó hundiendo el corcho con un desarmador que fue lo único que encontraron, en perjuicio de la camisa de Lobito, que dejó de ser celeste a rayas para pasar a tener una tonalidad borgoña.

Siento el sonido de los mails llegando y ya no sé si soy capaz de entender su contenido.  Por su parte Adri intenta comprender una línea en los estados financieros de la inmobiliaria y Mónica con la adrenalina en su máxima expresión y en completo silencio redacta sustentos financieros.

Lobito y Alvaro la verdad ya ni se que están haciendo, pero se ganaron los laureles con la casi misión imposible de abrir la botella de vino.

El día de mañana se pinta hermoso.  Conferencias telefónicas varias desde temprano y todo el stress y apuro de que el día no se acabe antes que nuestras fuerzas para cerrar esta etapa del proyecto y sentir que podemos dormir delicioso el fin de semana.

Tengo todas mis expectativas en poder llegar mañana a invitar a mis enanas, que hoy temprano vinieron sindicalizadas a presentarme su pliego de reclamos, absolutamente justo, donde me increpaban el hecho de que me estaban viendo únicamente en la mañana, a dormir conmigo en mi camita, aprovechando que mi querido esposo ha tenido que viajar.

Miro mi oficina y veo colgando de mi pared nuestro famoso panel de la infamia, donde todo el tiempo anotamos frases divertidas que cualquiera de nosotros soltamos.  La verdad es que hay tanto material que la bitácora "behind the scenes" que haremos de este proyecto tendrá muchísimo que escribir.

Este ritmo intenso no hubiera sido sostenible si todos y cada uno de los integrantes de este equipo no fueran tan buena onda como son.  Súper comprometidos con su trabajo, absoluto apoyo uno al otro y sobre todo, buen humor, aún en los peores momentos de crisis.  Y es que si el humor no nos hubiera acompañado todo el tiempo, creo que esto hubiera sido caótico.

Espero tener buenas noticias mañana...

martes, 14 de mayo de 2013

Mi experiencia molecular

Buscaban sorprenderme en Santiago de Chile con un restaurant peculiar y diferente que pueda competir con nuestra sabrosa comida peruana y ¡vaya que lo lograron llevándome a Boragó!  Realmente fue toda una experiencia seguir este recorrido gastronómico maridado con generosos vinos chilenos que al principio acompañaban bien al plato, pero luego, invasivos, me quitaban la posibilidad de entender y recordar lo que me ponían por delante.

Se trató de una intensa experiencia tanto en sabor como en aroma, aunque de contenidos y formas incomprensibles.  No apto para recelosos con la comida que solo comen bisteck con papas fritas.

El concepto de esta cocina es presentarte productos naturales de las regiones mas diversas de Chile, en sincronización con la época del año en la que nos encontramos.  Nunca vi la carta, nos fuimos por el menú de degustación para probar un poquito de cada cosa.  Simplemente fascinante.

Todo llegaba en macetitas, piedras, colgados de arbolitos, en cáscaras rellenas, sobre papel. Todo fina y cuidadosamente decorado en platos gigantes que hacían aún mas notoria la escasez de la porción en el mismo, pero que final y milagrosamente nos dejaban completamente satisfecho por la cantidad de productos que desfilaban delante nuestro.

Probamos una tierra que vino en una macetita y que se mezclaba con algún producto que iba en la misma maceta y se untaba sobre un pancito semejante al francés.  Los famosos locos chilenos llegaron en forma de delgados y crocantes chips que en realidad nunca le sentí ningún sabor marino.  En vasijas de barro aparecieron unas croquetas de papas, pero que resulta que son de color azul, unas masitas delgadas cubiertas con desconocidas hierbas y una especie de tostadita con algún producto encima decorado con una florecilla que también comíamos.  Todo esto no era sino el entremés.

Luego apareció la primera copa de vino blanco, imposible recordar cual fue, pero estaba muy bueno y venía a acompañar a una especie de bonsái que traía con él tres productos comestibles.  Unas hojas que colgaban del árbol y contenían una especie de paté en él.  Una pequeña mitad de pera que habían dejado fermentar en árbol, no habían tocado tierra y habían sido cosechados por los cocineros del lugar y una nuez rellena con una crema hecha con la misma nuez y algo mas que no recuerdo.

El segundo vino llegó acompañando un puré de papa bruja de Chiloé (aunque no sé si el mozo me dijo bruja a mí o se refería a la papa) sobre queso de chanchito biodinámico (lo que entendí que es biodinámico es que se trata de un chanchito engreído alimentado con productos que no son químicos) y arrayán macho relleno con crema (recuerdo haber ido en Bariloche a un bosque de arrayanes, así que básicamente me comí un trozo de árbol).  Las papas eran moradas.  El sabor maravilloso.

Luego otra copa de vino blanco (vale la pena aclarar que las copas venían servidas a un tercio, no enteras) acompañó a un topinambur con hongo rallado.  A quien, como yo, no tiene idea de que le hablo, se trata del Helianthus tuberosus... ah ya! ahora si entiendo... por favor señor mozo en castellano.  Bueno pues parece un kión o un jengibre, pero sabe a alcachofa y es un tubérculo.  Había que mezclar lo que venía en el plato y para adentro.

La siguiente copa de vino, que seguía siendo blanco y a lo mejor un poco dulce, acompañó a tres porotos con beterraga infusionada con geranio rosa.  Que felizmente no sabía a beterraga porque no me gusta.   Importante precisar que tenía hierba mala encima y algunos tréboles que teníamos que ingerir con el resto del plato.

Siguiendo con el recorrido apareció ante mis ojos un plato blanco que contenía un trozo de corvina cubierto por algo totalmente negro, que parecía carbón y que tenía al lado un producto curvilíneo que hasta ahora no sé que fue, pero igual me lo comí, con los múltiples tréboles de al lado.

Las sorpresas continuaron y apareció repentinamente un tronco espinoso delgado que cubría o envolvía un trozo de carne de res, que se cortaba sin necesidad de cuchillo, pero antes de comerlo aparecieron con unas macetitas con piedras a las que le echaron agua caliente y empezó a salir un olor rico muy parecido al Vick Vaporub.  Me hubiera hecho muy bien colocarme esas piedritas en el pecho, considerando que sigo con ataques de tos que todavía no se van, pero me pareció impropio (pese a que aquí estaba con el primer tinto en las manos, un blend de 5 cepas).

Lo que siguió fue un postre, dijeron que de "rico rico", intenté averiguarlo en google pero me salieron diversas imágenes desde las mas sweets hasta las mas pornos así que  no podré darles mayor detalle sobre el particular.  Básicamente era una espuma blanca, con algo verde rallado encima y unas pepitas rojas.  Venían en un gran plato blanco, pero lo gracioso es que se comía sin cubierto.  Adios Charm.  A levantar el plato y meterle un lengüetazo al postre. El siguiente postre era una ovejita, que mi amiga Manola confundió con una tortuga, todo de leche y suero de oveja, el helado, el algodón encima, absolutamente todo de ovjea y el último postre nos dijeron que se trataba de la imagen de la Patagonia.  Literalmente tenía un pedazo de hielo que me recordó inmediatamente a las épocas en que uno descongelaba el freezer de la refrigeradora manualmente.  Algo de leche de vaca con unos frutos de no se qué y una pata de jaiba vegetal que se come la parte blanca.  Vino "Late Harvest" o Cosecha Tardía, cada vez mas difícil retener los nombres...

Casi llegando al final nos hicieron ingerir rápidamente algo como una pastilla que tenía menta y nitrógeno y nos hacía botar humo por la boca.  Sumamente divertido. Finalmente una especie de centro de mesa con unas ramitas que en la punta tenían una especie de malvavisco que se comía y un bombón de chocolate que ya no comí.

Cada paso por el menú de degustación, una experiencia distinta.  Vale la pena probarlo.

Y como nos dijo el mozo pelucón... no importa sino entiendes nada.. .solo disfruta...

jueves, 9 de mayo de 2013

Confesiones de una mami de carne y hueso


A propósito del Día de la Madre, he decidido hacer públicas mis confesiones de madre de carne y hueso:

·         Cuando llego a casa después de una larga jornada de trabajo y las encuentro peleando me provoca regresarme a la oficina.

·         Las educo para que no usen palabrotas, pero a veces le lanzó delante de ellas un lisurón al chófer de la combi que me cerró.

·         Evado una y otra vez la pregunta directa sobre la existencia del Ratón Pérez y de Papá Noel

·         Nunca tuve problemas cambiando pañales ni limpiando pilas y cacas, pero nunca pude con los vómitos, me dan arcadas y me pongo a llorar

·         Me gusta Shrek pero me dormí y ronqué viendo Ralph El Demoledor

·         Disfruto armando rompecabezas pero no me divierte jugar con Barbies y Monsters High.

·         Me aburre ir a Divercity.

·         Me encantaban los Backyardigans pero no soporto a Mister Maker.  Felizmente ahora disfruto de Scooby Doo con ellas.

·         A estas alturas ya no acepto almorzar o cenar en Bembos o cualquiera de sus derivadas, disfruto llevándolas a un buen restaurante aunque me pase la tarde entera corrigiendo su postura y pidiéndoles que no se quiten los zapatos.

·         Me aburre tremendamente hacer tareas con ellas y tampoco dispongo de mucho tiempo para ello, pero lo hago cada vez que es posible. 

·         Soy pésima para las manualidades y confieso que todos los trabajitos los hizo quien fuera su Nana Conchito.

·         Los domingos andan despeinadas y lo resuelvo con una bincha o una cola que se cae al mediodía. 

·         Me encanta acompañarlas a cumpleaños, pero me aburren los que son en el Kentucky, Bembos o similares.

·         Los lunes su lonchera siempre es la comida del kiosko y solo pongo agua y cereales en la misma.

·         Los domingos en la noche comen un sándwich, un omelette, huevos duros o macarroni & cheese.

·         Los sábados me da flojera bañarlas.

·         Las hago tender su cama los domingos, quedan espantosas y cierro la puerta de su cuarto para no verlas.

·         Muchas veces cuando he estado entretenida viendo alguna serie que no es para ellas y venían a la mitad de la misma al cuarto, les decía que iba a aparecer una calaverita para que salgan corriendo.

·         No me he perdido nunca una actuación o evento del nido o del colegio, pero una vez estuve de viaje cuando Miranda tocó flauta y otra vez me equivoqué en la hora y llegué tarde a la clausura de la clase de gimnasia de Lara y me eché a llorar.

·         Ya no tengo mucha paciencia para hacer postres y muy rara vez le he aceptado a Lara ponernos a preparar uno un sábado o domingo.

·         Me encanta salir de shopping con ellas, siempre que sea ropa, zapatos o juguetes.

·         Cantamos y bailamos en la casa, pero no me dejan que lo haga en público.

·         Me encantaba contarles cuentos antes de dormir pero ahora me provoca mas que me den un beso y se vayan a dormir solas.

·         Una vez Miranda se portó tan mal que la metí a la ducha con ropa y luego me fui a mi baño y me puse a llorar.

·         Cuando las castigo muy molesta, me provoca al otro día retractarme y me tengo que aguantar.

·         Muchas veces me olvido de hacerlas rezar en la noche
  • Ya no sé donde guardar mas dibujos, tarjetas y manualidades

·         Me encanta llevarlas al colegio pero no me gusta recogerlas.

·         El momento en que el amor se me desborda es cuando las veo dormidas absolutamente rendidas con una cara de angelitos maravillosa

·         Cuando se golpean o se caen les doy besitos y paso la mano mágica de mamá que quita todos los dolores

·         No hay nada que disfrute mas que nuestros viajes familiares, sea donde sea.  Siempre logramos un buen comportamiento y el vínculo entre nosotros se fortalece muchísimo.

·         Tengo al mejor esposo del mundo que siempre comparte y hace muchas cosas con las niñas, pero que detesta ir a los cumpleaños.

·         Me encanta celebrar los santos aunque he advertido y me he prometido a mi misma, que ya no habrán mas santos grandes.

Pero por sobre todas las cosas, amo profundamente a mis hijas y creo que son el mejor regalo que he recibido en la vida.

 ¡Feliz Domingo a las Mamás!

 

 

Seguidores

Seguir por correo electrónico