sábado, 31 de diciembre de 2011

Mis deseos de Año Nuevo

A todos ustedes lectores amigos les dejo estos deseos para el nuevo año:

  • Les deseo muchas horas de lecturas con libros apasionantes y al menos una visita a alguna Feria del Libro
  • Les deseo buena música acompañándolos en la mañana rumbo a la oficina para olvidar el tráfico de la ciudad
  • Les deseo buena comida en su mesa, sabrosa y saludable, sin excesos para que no tengan que poner de resolución del año siguiente el bajar 10 kilos de peso, como yo
  • Les deseo que el ejercicio sea parte de sus vidas, deséenmelo a mi que aún no lo logro
  • Les deseo poco uso en el seguro de salud y ningún pago de prima de seguro vehicular
  • Les deseo muchos abrazos, muchos besos y muchos te quiero, no se olviden de repartir los suyos también para que reboten y se multipliquen
  • Les deseo una buena película con canchita al lado del ser que aman
  • Les deseo entusiasmo para cada actividad diaria en su vida
  • Les deseo sencillez, para recibir los éxitos con alegría, pero no permitir que éstos sean lo que te presenten como persona
  • Les deseo humildad, para poder darle la mano y mirar a los ojos con cariño a personas que necesiten de nosotros
  • Les deseo fortaleza en las piernas, para poder caminar con firmeza al lado de nuestros hijos
  • Les deseo un vaso de whisky Buchanans 18 años, con mucho hielo y en compañía de agradable e interesante conversación
  • Les deseo tolerancia, para poder comprender a las personas que piensan distinto que nosotros
  • Les deseo un respiro profundo, cuando sentamos que estamos a punto de perder los papeles y el glamour
  • Les deseo alegría, para celebrar intensamente cada ocasión que lo amerite
  • Les deseo espontaneidad, para poder decir lo que uno piensa y siente sin tener que meditarlo tanto
  • Les deseo sabiduría, para saber dar las respuestas adecuadas a nuestros hijos

¡Les deseo un Feliz Año 2012!

lunes, 26 de diciembre de 2011

Para ustedes los ausentes...

Siempre tengo la sensación de que el día de Navidad se nos pasa demasiado rápido.  Y claro, nos pasamos un mes entero, sino mas, prepárandonos en mil aspectos para esa fecha, para que llegue el día, tengas la tan esperada cena navideña y en un pestañear de ojos, haya terminado todo.

Además sucede que la Navidad termina centrándose en los regalos recibidos, en lugar de ensalzar el verdadero espíritu de la fecha.  Es cierto que no soy muy religiosa y de hecho no voy a Misa de Gallos.  Pero incluso quitándole el tema religioso a la fecha, siento intensamente que se trata de una fecha familiar, donde debemos procurar reunir a la familia y compartir un momento entre nosotros.  Momento que a veces por distintas circunstancias de la vida termina siendo muy breve.  Momento que dificílmente podemos lograr tener todos a la misma vez.  Por eso siento que personalmente para mi la Navidad es una fecha importante.

Este año además de la cena de Noche Buena en casa de mi cuñada, tuvimos la tradicional reunión navideña en casa de mi mami el 25 de diciembre, que a lo largo del tiempo fue mutando y pasó de ser almuerzo a lonche, básicamente por el hecho de que los años para mi mami van pasando y le cuesta mucho trabajo prepararse para un almuerzo.  El lonche ha facilitado mantener el momento sin tanto esfuerzo de trabajo (aunque claro igual mi mami se esfuerza preparando pan, chocolates y galletas).

Sin embargo este año dos de mis primos, a quienes quiero mucho aunque veo poco, simplemente no fueron.  Uno de ellos no va por el segundo año consecutivo.  El otro intercalado.  Sin ninguna explicación.  Y aún cuando no soy de reclamar y acostumbro aceptar a la gente que me rodea tal y como es sin hacerme problemas, debo decirles esta vez, primos queridos, que me han hecho falta.  Me ha dolido sentir que no puedo recibir de ustedes un mínimo esfuerzo de un par de horas una vez al año para poder compartir con la familia.  Sé que comparten y de muy cerca con sus padres.  Pero nosotros somos también tu familia.  Y nos hace falta sentirlos cerca.  Me preocupa mucho que cada vez los siento mas lejos, me preocupa mucho que el día que nuestros padres no estén con nosotros, ustedes terminen siendo unos perfectos extraños.  Me preocupa mucho porque los quiero y porqué sé que ustedes me quieren.  Pero no se están deteniendo a pensar en lo significativo que puede ser un pequeño gesto como éste.  Nunca les he hecho un reclamo.  Hoy en mi calidad de prima mayor aquí en el Perú, me siento en la necesidad y me siento con el derecho de airear mi reclamo y decirles de manera pública que los quiero y los necesito, pero los siento lejos. 

Regresen aquí donde siempre los estoy esperando con los brazos abiertos...

Ustedes queridos primos, a quienes les dirijo este mensaje...

martes, 20 de diciembre de 2011

Navidad con preocupaciones...

¡INCREIBLE!  Ya estamos 20 de diciembre.  A escasos días de celebrar la Navidad.  Este mes se ha pasado veloz. 

Como les comenté en mi post anterior "Ambiente Navideño"  a mi el mes de diciembre me fascina.  A pesar de los múltiples compromisos y correrías en las que uno anda.  Sin embargo, tengo que contarles que esta vez la algarabía no ha podido ser completa, básicamente porque tengo a mi mami en cama hace 3 semanas, sin poder caminar, con un dolor espantoso que no lo podemos frenar con nada.

En medio de las celebraciones, le hemos hecho una resonancia magnética y en el interín, esperando los resultados, hemos descartado con neurológo que pueda ser una neuropatía y con cirujano cardiovascular que pueda ser una trombosis.  Ambas opciones descartadas.

Finalmente ayer con su médico reumatólogo vio los resultados de su resonancia y resulta que tiene un esguince en el ligamento perineo astragalino anterior.  Básicamente es un ligamento que une a pie con pierna, donde se soporta el peso del cuerpo y por eso el dolor intenso.  Así que ahora me toca verificar si le pueden poner una férula o tiene que iniciar de inmediato una terapia física.

Esto pues ha ocasionado que mi mami, que en otra vida tiene que haber sido la señora de Santa Claus, no haya podido preparar sus famosos kekes ingleses navideños, ni haya podido preparar sus deliciosas galletas navideñas, ni sus cachitos de almendras, ni su diversidad de bombones rellenos.  Cosas que normalmente hacía con mucho amor.  Me da mucha pena pues, que este incidente le haya robado una época del año que ella disfruta mucho.  El dolor y la cantidad de medicamentos, la tiene adormecida y en cama, sin mucho espíritu navideño.  A duras penas la pude subir a mi casa el domingo para tomar un lonchecito y distraerla con conversación.

Así que hoy he tomado una decisión.  Ya que tendrá que hacer un super esfuerzo para estar en la cena navideña con nosotros y básicamente es todo lo que podrá hacer en este mes, pues celebraremos la Navidad en el momento en que ella se sienta bien.  Apenas vea ese rayito de ilusión iluminando los ojitos de mi viejita, pondré manos a la obra y aunque la cocina no sea de mi agrado, me pondré a preparar con ella los kekitos y las galletas, y celebraremos una nueva fiesta Navideña.  Sea en enero, febrero o marzo.

Debo resaltar que mi madre es un ángel.  Gracias a Dios es una mujer que se deja cuidar, por lo que es muy fácil manejarla en una situación como ésta. 

Aunque sé que lo que tiene no denota gravedad, para una mujer de 80 años, encerrarla en casa en estas épocas tiene una tremenda carga emocional.  Así que queridos amigos y lectores, a los religiosos, les pido tenerla en sus oraciones para que no pierda ese lindo espíritu que la caracteriza, a los no religiosos, les pido le manden buenas vibras.

Les escribo después para desearles un Feliz Año...

lunes, 5 de diciembre de 2011

Ambiente Navideño

¡Me encanta la Navidad! Mi alma se llena de espíritu navideño, me cuesta concentrarme porque en mi mente rondan los regalos por comprar, los regalos por envolver, las reuniones diversas,  los almuerzos con amigos, en fin, celebraciones varias.  Pero pese a lo ajetreada que se vuelve mi agenda en estos días, siento que es el mejor mes del año.

Sé que tengo entre mis amigos a muchos "Grinch" que sólo están pensando en lo pesado que se pone el tráfico, en no pisar un centro comercial por lo lleno de gente que debe estar. En que la gente se desenfoca, en que hay que gastar mucha plata y etc.  Pues a mi nada me importa!

A estas alturas de diciembre, considerando lo organizada que soy, ya tengo comprados todos mis regalos navideños (aunque siempre me va surgiendo alguien mas en el camino).  Me hace una ilusión tremenda comprar un regalo para cada uno de mis sobrinos y aunque año a año me prometo gastar menos y solo comprar para los ahijados, no logro cumplir mi promesa y termino comprando para todos. 

Gracias a esta organización pude acaparar las primeras "Monster High" que estaban disponibles en el mercado  (esta nueva invención de Mattel, que pasó de las barbies maravillosas a la versión regia de las mounstras tales como Frankie Stein, Draculaura, entre otras, que ha causado furor entre las niñas) y que a la fecha es imposible encontrar en alguna tienda limeña.  

También organizamos el sábado de arreglos navideños, en el que con mis hijas, armamos el árbol de Navidad, le colgamos miles de adornitos, todos lúdicos, que hemos ido comprando año a año, armamos nuestro pequeño nacimiento characato (los personajes son campesinos arequipeños) y decoramos toda la casa.  Por supuesto, esto no tiene comparación con lo que es la casa de mi mami.  La tiene decorada hasta en el baño!  Hace una villa navideña enorme que le ocupa la mitad de la sala, con una serie de conexiones eléctricas que funcionan gracias a la habilidad de mi primo Walter Luis.

Bueno y por supuesto, varios días de celebración.  Algunos relacionados con temas de oficina y otros  con diversos grupos de amigos.  Brunch, almuerzos, lonches y comidas.  Me queda claro que en el mes de enero solo podré comer huevo duro y lechuga.

Las celebraciones del 24 y del 25 también son emocionantes.  Este año tocará cenar el 24 en casa de mi querida cuñada Nana.  Me gustan estas navidades, porque adoptada por la familia de mi esposo, que son 5 hermanos, tenemos un gran grupo de gente junto celebrando la Navidad.  Antes de Arturo, mis cenas eran pequeñas y escuetas, en gente no en alimentos, es imposible ser escueta en alimentos tratándose de mi mamá.  Además por tradición, mi mami, como la hermana mayor residente en el Perú, organizaba un almuerzo navideño el 25, donde sí venía la familia extendida, tíos, primos, tíos de cariño, primos de cariño.  Desde hace un par de años hemos tenido que cambiar el formato a lonche, porque mi mami se mandaba tal ajetreo que terminaba indefectiblemente los 3 días posteriores en cama.  Así que el formato de lonche funciona mejor, es mas relajado, menos trabajo, mas sencillo de manejar.  No podemos dejar de hacerlo porque le causa mucha ilusión a mi mamá.

También me encantan los villancicos cantados. Hay una versión de villancicos cantados por Luis Miguel, de lujo.  Lo que no soporto son los soniditos de los árboles de navidad, que imitan villancicos y que son tremendamente irritantes. 

¡Y que me dicen de la ilusión de Papá Noel!  La alimento en mis hijas y hasta me la creo.  No sé cuanto tiempo mas durará, pero lo disfrutaré mientras dure.  Les cuento que tengo un amigo que todos los años se disfraza de Papá Noel y aparece por la casa con su característico HO,HO,HO.  Todos los años, Anita (la esposa de Guille, el Papá Noel) y yo discutíamos si las bebés reconocerían al tío Guille.  De hecho ya pasó una vez que estando Larita muy chiquitita (digamos 2 años), cuando entró Papá Noel a la casa, se acercó a la tía Anita y le dijo muy despacio con esa voz característica de mi hija "Papá Noel es tu esposo".  Nosotras no podíamos creerlo.  Así que el año pasado tomamos una decisión y les contamos a ambas que el tío Guille ES Papá Noel y que ellas deben mantener el secreto.  No saben la ilusión que les causó saber que tienen a Papá Noel en su entorno mas cercano!!!  Guille tenemos que conseguir el disfraz para este año!!!

Era Rodolfo el Reno que tenía la nariiiiiizzzzz....

Seguidores

Seguir por correo electrónico