domingo, 13 de mayo de 2012

Feliz día de la madre!

Algunos disfrutarán el día inmensamente y otros pensarán que es una cursilería y una fecha comercial inventada por las tiendas para vender más. Probablemente sea cierto. Sin embargo no creo que haya una sola madre con hijos en edad escolar que no disfruten inmensamente este día. Yo no soy la excepción. Me encanta el día de la madre por la emoción que le genera a mis hijas la fecha. Por todos los preparativos que las tienen ocupadas días previos. Por todo el amor que le ponen a cada regalito.

Mi día empezó hermoso. Mi Larita me había preparado una bella tarjeta, un acróstico, un cuadro y me cantó una canción hermosa. Mi Mirandita me hizo un retrato en cerámica, me hizo una tarjeta linda y me recitó un poema creado por ella y que comparto con ustedes:

Mi mamá es preciosa.
Mi mamá es bella
como una estrella.
Mi mamá es amorosa
como una mariposa.
Mi mamá es hermosa
como una rosa.
Mi mamá es brillante
como un diamante.
Mi mamá me dio la vida
que no se me olvida.
Mi mamá me da amor
 como una hermosa flor.


Como no voy a disfrutar el día de la madre con estas muestras de amor!

A ti madre mía, mi mas sincero homenaje, por ser la mejor, por estar siempre ahí, por ser mi compañera y mi mejor amiga.

Feliz día a todas las mamitas!

jueves, 3 de mayo de 2012

Hablemos de sexo...

Mami, ¿Qué es sexo? "La" pregunta llegó y uno como madre nunca está suficientemente preparada para responder.  Sobre todo cuando la pregunta la sueltan a boca de jarro mientras regresábamos contentos y en familia de un paseíto a Cieneguilla.  Hay que buscar una rápida salida, no es así?  "Bueno hijita" le dije, "tu papi es sexo masculino y yo soy sexo femenino", me sentí la mas rápida con mi respuesta, pero la sensación duró tan solo unos segundos... "no me refiero a eso mami" me dijo; vi a Arturo con los ojos muy abiertos y me sentí en peligro de terminar empotrada con el auto en un lado del camino. Agradecí que Lara dormía descabezada como siempre.  Arturo se había vuelto repentinamente mudo y tácitamente entendí que me endosaba la responsabilidad de dar respuesta a dicha pregunta.  Me hice la que no entendía y le pregunté a que se refería.  Me dijo que una amiga le había dicho que había que "hacer sexo" para tener hijos.  Ok. Glup.  Llegó el momento, pensé. Amor, le respondí, llegando a casa conversaremos tranquilas.

A pesar de que tratábamos de incorporar temas divertidos para que el camino no se hiciera tan largo, lo cierto es que en mi mente solo estaba el tratar de recordar donde había dejado el librito que hace un año y de manera previsoria me compré, con todos los tips de como hablar del tema con el niño.  Así que llegué a mi casa, encontré el libro y me encerré en el baño a repasarlo.

Bueno, di mi magistral discurso para niños de 7 años y me quedé pensando mucho.   Sentí que ese momento marcaba el crecimiento de mi niña.  Que ya le surgían dudas, que ya razonaba, que ya cuestionaba.  Ya no era mas una bebe, era una niña.  Agradecí que se sintiera con confianza de hablar con nosotros.  Si bien yo fui la que hablé con ella, ella luego quiso compartir la información con su papi.  A pesar del stress que el hecho le causó al papi, me pareció lo máximo que ella pidiera hablar con él también.

Para los que sientan curiosidad, mi librito recomendaba hablar con los niños de manera muy clara, llamando a las cosas por su nombre, pero dando la información solo hasta el nivel de pregunta que te hagan.  No es necesario dar mas información de la que te piden.  El niño te irá pidiendo mas, poco a poco.  Es importante presentar el tema como algo natural, una situación que implica mucho amor y un momento muy importante para los papitos.

O sea mami... me dijo... que tú has hecho eso DOS veces con papá? Si mi reina, dos veces, le respondí.

Seguidores

Seguir por correo electrónico