lunes, 15 de abril de 2013

A mis queridos Venezolanos...


Ayer fueron las elecciones presidenciales en Venezuela.  Habiendo muerto Chávez y habiendo estado Capriles tan cerca de ganarle a Chávez en estas últimas elecciones, las probabilidades de lograr un cambio en el país eran altas para la gente positiva como yo.  Para los negativos como mi esposo, no había nada que nos haga pensar que algunos que votaron a favor de Chávez, teniendo la sensibilidad de su muerte a flor de piel, pudieran dar un giro dramático en su decisión.  Al parecer él tuvo razón.  O no?

Tengo queridos amigos venezolanos.  Una vive en Toronto.  Pese a tener un buen puesto de trabajo decidió dejar Venezuela con quien luego fuera su esposo, al sentir que no tenían esperanzas ni expectativas en Venezuela bajo el gobierno de Chávez.  Otro vive en México.  Cuando lo conocí vivía en Boston.  Un hombre de un amor apasionado por su país, que no regresa a su lugar natal por el régimen chavista.  Otra amiga después de vivir en varios lugares del mundo, por razones familiares regresó a Caracas, pero cambió de giro profesionalmente, pese a sus años de experiencia en el sector petrolero, porque le era imposible hincar las rodillas ante los funcionarios de gobierno chavista para seguir haciendo negocios.  Otra amiga vive hoy en Argentina y vivió en otras partes del mundo y se da el trabajo de viajar de donde sea a votar con el ánimo de lograr un cambio en su país.  Otra querida amiga es hija de Venezolana y sufre por la familia que todavía le queda por allá.

Mi esposo y yo visitamos Venezuela en el año 2001, al poco tiempo de casarnos.  Chávez ya estaba al mando y las divisiones en el país ya eran notorias, pero de lejos no serían nada comparado con lo que hoy vive Venezuela.  A pesar de haber amado Los Roques, hermoso archipiélago venezolano.  Hoy nos es imposible pisar Venezuela.  No es un lugar seguro y menos para quien piense diferente.

No pretendo hacer análisis políticos de lo que pasa en Venezuela.  Hay expertos, muchos, miles, que en este momento deben estar escribiendo sobre el particular.  Lo que quiero es hacer evidente como el régimen político chavista ha dividido familias.  Ha hecho que gente inteligente, brillante y que pudo hacer empresa en el país prefieran vivir sus vidas en el exterior.  En Venezuela no puedes pensar distinto.  En Venezuela no puedes tener dinero.  Eres discriminado si tienes patrimonio, aún cuando haya sido tu trabajo el que haya logrado acumular algo a tu favor.  Eres tildado inmediatamente de oligarca si no crees en el Proyecto Bolivariano del desquiciado Chávez, que descanse, porque  no puedo decir en paz y de su ahora seguidor (IN)Maduro. La policía no te protege si no haces vivas a los Chavistas.  Que te roben, que te insulten y que te agredan, por fin casi no mereces tener el trato de un ser humano si no piensas como los Chavistas.  Si quieres hacer negocios con el Estado, mas te vale que seas Chavista y te vistas de rojo.

Venezuela era uno de los mejores y mas prósperos países de Latino América.  Hoy es el país de mayor peligro y violencia social.  Y lo digo con conocimiento de causa.  Un tío mío en el corto tiempo que trabajó en Venezuela fue secuestrado y golpeado en dos oportunidades.   Hoy Venezuela tiene un decrecimiento vertiginoso, insostenible sino fuera porque fue bendecido con el recurso natural del petróleo. Imagino que poco o nada de turismo debe recibir.  La escasez en productos de primera necesidad es inmensa.

Que Maduro haya sido elegido Presidente es inconcebible.  El fraude se huele, se siente, se ve.  Pero a las instituciones venezolanas no les importa.  Maduro ya fue proclamado Presidente pese a todo y la frustración de estos queridos amigos, la siento en las redes sociales.  La impotencia de ver que se hace lo que le da la gana al Chavismo. 

 

Queridos amigos, no pierdan la fe.  Ya vendrán tiempos mejores.  Saquemos la honda y disparemos al “pajarillo”.

 

 

sábado, 6 de abril de 2013

¡Somos María Reina!


Reunirte con los amigos del Colegio... Priceless!  Ese es el sentimiento con el que sales después de juntar a 40 personas ó más que estudiamos juntos, que nos vimos crecer y algunos nos perdimos de vista, con vidas nuevas, solteros, casados y divorciados, sin hijos, con hijos en edad colegial, otros universitaria, otros con hijos bebés de estreno y otros en su segunda temporada.

Pero lo mas rico de todo es sentir el cariño desinteresado entre este grupo humano.  Cariño que puede estar dormido por la falta de contacto frecuente pero que en ningún caso ha desaparecido, sino que brota intensamente cuando tienes por delante a aquel querido amigo con el que recuerdas anécdotas importantes, como mi amigo Carlitos y mi amigo Christian.

Es tan intenso el feeling, que personas con las que escasamente te relacionaste en la época escolar, por cualquier circunstancia, ahora que la ves, te provoca abrazarla intensamente y te da mucha nostalgia verla.

La verdad es que a pesar de las cabezas sin pelo, de las panzas protuberantes, de los kilos de mas, de las canitas, de algunas arrugas, de los rollos en la cintura, en esencia somos todos los mismos chicos palomillas de la época escolar, metiendo chacota, riéndonos a carcajadas con una copa de vino o un chilcanito en la mano.

Miles de recuerdos se me vienen a la mente como hacer las tareas con mi amigo Carlitos, que llegaba en skate a mi casa, los eternos pleitos llenos de cariño de Mariana y Max, los constantes castigos a mi amigo Martin, las reuniones en casa de Ivonne donde jugábamos twister y bailábamos lentos con las hormonas a mil, los amores de colegio que hoy son recuerdos cariñosos, Vane con sus cuadernos perfectos y las mejors notas de todos, en fin... Miles de recuerdos, todos hermosos, de una época que si bien no regresa la podemos revivir con la misma intensidad en estos encuentros.

Dos pendientes para el próximo año.  Entre el espontáneo compartir de una querida amiga que decidió enseñar la teta en la foto, postularemos a la teta 2014 el próximo año.  Mejor apuntarse de una vez mientras que el acto reflejo es subir el polo para cubrirla y no jalar el polo para que la teta no salga por la cintura.  Y la versión masculina será el Descolgado 2014.  Al parecer algunos chicos ya tienen problemas de gravedad!!!

Y mi querido Christian, esta vez no hemos podido observar ningún rozamiento indebido, lo que me parece adecuado porque al fin y al cabo, ya pasó esa época no?

Los adoro queridos amigos.  Es una vitamina al alma la que siento que tomo cuando me reúno con ustedes.

jueves, 4 de abril de 2013

Las tres fuentes de stress

Siempre he afirmado contundentemente que no sería una mujer feliz y realizada si no trabajara y me desarrollara profesionalmente, quedándome solo a ocuparme de la casa.  Incluso si me ganara la Lotto no pensaría en dejar de trabajar porque amo lo que hago.  Sin embargo, en muchas ocasiones los cargos de conciencia y las punzadas en la panza aparecen con fuerza, especialmente cuando tienes la sensación de que algo no está caminando como te gustaría.  Tengo tres grandes flancos de preocupación.
 
El primero tiene que ver con mis hijas, sin duda.  Mis hijas están creciendo y por tanto también crecen sus responsabilidades en el colegio.  Hasta el momento no había tenido mayor preocupación por las tareas del colegio y las cosas fluían naturalmente; sin embargo, este año, ignoro el motivo, mi hija Miranda no ha empezado el colegio con el ímpetu que antes tenía.  No la veo con las ganas y pasión con las que afrontaba sus tareas y es difícil poder monitorearlas a distancia.  Estoy utilizando skype para comunicarme un momento a casa, mirar su agenda y asegurarme que obedezcan las indicaciones de Rosita.  Ahora utilizo mails que llegan a la conciencia donde manifiesto mis preocupaciones y pido compromisos.  Tengo que llegar a revisar en la noche la agenda y varias veces a completar lo que no pudieron o no quisieron hacer.  Tengo que lidiar con los distraimientos y poco interés en los mensajes que les transmito.  ¡Y sólo tienen 7 y 8 años!
 
Me empieza a atemorizar el incremento de tareas y mi no presencia oportuna para ayudarlas.  ¿Qué va a pasar después?  Debo conseguir herramientas que me permitan seguir balanceando mi vida profesional con la personal.
 
El segundo tiene que ver con mi mami.  Va camino a los 82 años y los problemas médicos, aunque no graves, se han multiplicado, lo que genera que sus visitas a los médicos diferentes (cardiólogo, gastroenterólogo, reumatólogo, terapista) se realicen con mucha frecuencia.  Aunque tengo una persona que la acompaña y escucha todo lo que le recetan y encargan, me genera un cargo de conciencia fuerte no poder acompañarla.  ¡Pero sería imposible!  Tengo que seleccionar los casos importantes y darme el tiempo de ir con ella.  Y claro está, confunde medicinas, confunde citas y genera un poco de caos en el camino.
 
 
Y la tercera cosa que me genera stress es el sentir que tengo mil pendientes en casa que no logro enfrentar, como colocar la malla en el balcón, verificar que la garantía cubra la secadora de ropa que está fallando, el cambio de cortinas en el cuarto de las chicas, la alfombra que aún no mando a hacer, las cortinas de la sala, las mayólicas de la lavandería, el cambio del piso en la sala de televisión, el acta de la junta de propietarios, etc.  Me gustaría poder chascar los dedos y tenerlo todo resuelto y a domicilio.
 
Supongo que solo me queda respirar hondo y resolver de a pocos y a la velocidad que pueda los temas que se me presentan.
 
Paciencia.

martes, 2 de abril de 2013

Día del Abogado

Hoy 2 de abril se celebra el día del Abogado. En general me aburre espantosamente celebrar todos los días de algo, con excepción de los tradicionales día del padre y de la madre. Finalmente te la pasarías de festejo en festejo con el día de la felicidad, el día de la no discriminación y hasta el día del gato. Sin embargo si decidí hoy día celebrar algo importante, la decisión que tomé hace 27 años de seguir el camino de las leyes y convertirme en la abogada que hoy soy. ¿Porqué elegí ser abogada? Realmente no hubo ningún fundamento sólido en mi decisión, me pregunto si alguien a los 16 años realmente tiene un fundamento serio que soporte su decisión de estudiar una u otra cosa. Es un golpe de suerte que elijas algo que finalmente ames hacer. En mi caso, mi decisión la tomé por descarte. ¿Números o letras? Me pregunté. La decisión no era tan obvia como en otros casos, pues yo no tenía ningún problema con las matemáticas, sin embargo opté por las letras. Luego vino otra decisión que tomar ¿psicología o derecho? Y otra mas ¿Universidad Católica o Universidad de Lima? Entonces fui de visita a ambas universidades y me pareció que era mas fácil llegar de mi casa a la Universidad de Lima, así que descarté la PUCP y bueno... En la de Lima no existía la carrera de psicología en ese entonces, así que ninguna otra opción... Estudiaría Derecho en la Universidad de Lima. Empecé la carrera y tuve una primera confusión. En el primer ciclo me fue mejor en matemáticas que en cultura política, lo que me hizo dudar si había elegido el camino correcto, pero seguí adelante y finalmente disfruté muchísimo de la gran mayoría de los cursos, aunque confieso que hubieron algunos que realmente odié, como Derecho Constitucional donde nuestro profesor nos obligaba a memorizar toda la bibliografía vinculada a dicho tema. Pero lo que mas celebro de mi decisión es haberme topado con personas extraordinarias que hoy son mis grandes amigos, en quienes he soportado muchas de mis decisiones profesionales y personales,personalescon quienes nos hemos tendido la mano uno al otro para ayudarnos ante cualquier escollo profesional o duda. Uno de los primeros amigos que hice fue mi gran amigo Javier. Recuerdo perfectamente el día que conversé con él por vez primera, cuando nos topamos en la Municipalidad de San Isidro. No recuerdo para qué había ido yo y menos recuerdo para que había ido él, pero si recuerdo que me saludo amablemente recordándome que nos habíamos visto en clase y se ofreció a jalarme a casa en una camionetita pequeña de color claro tipo combi. Mi amiga Claudia F. fue de las primeras amigas que hice en la facultad, con esa sencillez que la carateriza, pese a haber sido sin duda, la de mayores recursos económicos en el grupo. Inteligente y aguda, una gran compañera de estudios con quien hice química automáticamente. También recuerdo que veía caminar por los pasillos como dos hermanas gemelas a estas chicas guapas de ojos lindos que eran Magaly y Ursula. De la primera recuerdo su tono de voz la primera vez que la oí que me llamó mucho la atención pues parecía muy disforzada, de la segunda recuerdo haber mirado esos ojos claros grandes que se quedaban observando algo que llamaba su atención completamente ensimismada del entorno. Con Tania la amistad surgió de tantos regresos juntas en combi y caminadas desde la Javier Prado hasta Aramburú yo rumbo a mi casa y ella rumbo a la de su abuelita. La mitad del tiempo se quedaba en mi casa, que se convirtió su hub en Lima, ya que ella vivía en Villa. Amistad y amor de hermanas y el destino ha hecho que hoy trabajemos juntas. María Paz siempre cauta, conservadora y desconfiada, sin embargo siempre abrió su corazón con nosotras y María Isabel, alta, espigada, con esos rulos largos y particulares al viento, decidida y con mucha personalidad, caminando con sus botas de caña alta organizando eventos y seminarios. Todos los que menciono hoy son profesionales exitosos, de aquellos abogados que construyen y aportan en lugar de crear conflictos y problemas. Grandes profesionales pero aún mejores personas. Y podría mencionar una larga lista de gente maravillosa! La encabeza mi primo el Negro, con quien tuve la ocasión de compartir aulas, mis amigos abogados que decidieron por la actuación como Luchito Cáceres y Nico Fantinato. Pochito y sus discusiones políticas que no encontraban mucho eco en la universidad. Javier el arequipeño aprista, negociante y empresario. Nuestro amigo el Godz que llegaba de boleto a las clases de los sábados. El buen Perro de Chacra que se lo llevaron preso por tomar fotografías al Pentagonito para un trabajo de la universidad en una época de mucha inseguridad y violencia. El hígado de Jaimito siempre renegando por algo. Ana Claire y Fitz. Nuestro querido Polo Arosemena, que hoy está vivo en nuestros corazones. El negro Pejo que un día apareció en ropa de baño en Huaraz, subido en un bus por el Negro Dani después de una juerga por el santo de su papi. Pichirro y su volswagen rojo donde entrábamos 10 rumbo al Cantamérica, siempre al lado de Ivette, con quien sorprendentemente no se casó. Los ojos coquetos de Rómulights. Alfredo Yupy y su paciencia. Manolo y su camioneta roja con quien hicimos divertidas y multitudinarias travesías a la playa. El buen Sito y sus pelos peinados al viento caminando con garbo por la facultad. Las hermanas Vivanco. La casa llena de cuadros de Andrés y su enamorada Carmencita. Y muchos, muchos mas, cuyos recuerdos están siempre presentes aunque no los vea seguido. Hoy 2 de abril celebro haber decidido ser abogada.

Seguidores

Seguir por correo electrónico