lunes, 5 de diciembre de 2011

Ambiente Navideño

¡Me encanta la Navidad! Mi alma se llena de espíritu navideño, me cuesta concentrarme porque en mi mente rondan los regalos por comprar, los regalos por envolver, las reuniones diversas,  los almuerzos con amigos, en fin, celebraciones varias.  Pero pese a lo ajetreada que se vuelve mi agenda en estos días, siento que es el mejor mes del año.

Sé que tengo entre mis amigos a muchos "Grinch" que sólo están pensando en lo pesado que se pone el tráfico, en no pisar un centro comercial por lo lleno de gente que debe estar. En que la gente se desenfoca, en que hay que gastar mucha plata y etc.  Pues a mi nada me importa!

A estas alturas de diciembre, considerando lo organizada que soy, ya tengo comprados todos mis regalos navideños (aunque siempre me va surgiendo alguien mas en el camino).  Me hace una ilusión tremenda comprar un regalo para cada uno de mis sobrinos y aunque año a año me prometo gastar menos y solo comprar para los ahijados, no logro cumplir mi promesa y termino comprando para todos. 

Gracias a esta organización pude acaparar las primeras "Monster High" que estaban disponibles en el mercado  (esta nueva invención de Mattel, que pasó de las barbies maravillosas a la versión regia de las mounstras tales como Frankie Stein, Draculaura, entre otras, que ha causado furor entre las niñas) y que a la fecha es imposible encontrar en alguna tienda limeña.  

También organizamos el sábado de arreglos navideños, en el que con mis hijas, armamos el árbol de Navidad, le colgamos miles de adornitos, todos lúdicos, que hemos ido comprando año a año, armamos nuestro pequeño nacimiento characato (los personajes son campesinos arequipeños) y decoramos toda la casa.  Por supuesto, esto no tiene comparación con lo que es la casa de mi mami.  La tiene decorada hasta en el baño!  Hace una villa navideña enorme que le ocupa la mitad de la sala, con una serie de conexiones eléctricas que funcionan gracias a la habilidad de mi primo Walter Luis.

Bueno y por supuesto, varios días de celebración.  Algunos relacionados con temas de oficina y otros  con diversos grupos de amigos.  Brunch, almuerzos, lonches y comidas.  Me queda claro que en el mes de enero solo podré comer huevo duro y lechuga.

Las celebraciones del 24 y del 25 también son emocionantes.  Este año tocará cenar el 24 en casa de mi querida cuñada Nana.  Me gustan estas navidades, porque adoptada por la familia de mi esposo, que son 5 hermanos, tenemos un gran grupo de gente junto celebrando la Navidad.  Antes de Arturo, mis cenas eran pequeñas y escuetas, en gente no en alimentos, es imposible ser escueta en alimentos tratándose de mi mamá.  Además por tradición, mi mami, como la hermana mayor residente en el Perú, organizaba un almuerzo navideño el 25, donde sí venía la familia extendida, tíos, primos, tíos de cariño, primos de cariño.  Desde hace un par de años hemos tenido que cambiar el formato a lonche, porque mi mami se mandaba tal ajetreo que terminaba indefectiblemente los 3 días posteriores en cama.  Así que el formato de lonche funciona mejor, es mas relajado, menos trabajo, mas sencillo de manejar.  No podemos dejar de hacerlo porque le causa mucha ilusión a mi mamá.

También me encantan los villancicos cantados. Hay una versión de villancicos cantados por Luis Miguel, de lujo.  Lo que no soporto son los soniditos de los árboles de navidad, que imitan villancicos y que son tremendamente irritantes. 

¡Y que me dicen de la ilusión de Papá Noel!  La alimento en mis hijas y hasta me la creo.  No sé cuanto tiempo mas durará, pero lo disfrutaré mientras dure.  Les cuento que tengo un amigo que todos los años se disfraza de Papá Noel y aparece por la casa con su característico HO,HO,HO.  Todos los años, Anita (la esposa de Guille, el Papá Noel) y yo discutíamos si las bebés reconocerían al tío Guille.  De hecho ya pasó una vez que estando Larita muy chiquitita (digamos 2 años), cuando entró Papá Noel a la casa, se acercó a la tía Anita y le dijo muy despacio con esa voz característica de mi hija "Papá Noel es tu esposo".  Nosotras no podíamos creerlo.  Así que el año pasado tomamos una decisión y les contamos a ambas que el tío Guille ES Papá Noel y que ellas deben mantener el secreto.  No saben la ilusión que les causó saber que tienen a Papá Noel en su entorno mas cercano!!!  Guille tenemos que conseguir el disfraz para este año!!!

Era Rodolfo el Reno que tenía la nariiiiiizzzzz....

5 comentarios:

  1. este mes del año es mas digerible para mi estando contigo... hoy que soy completo, puedo pasar estos dias, puedo tolerarlos ahora, en estas épocas que solo son felices para los alegres de espiritu como tú. Beso.

    ResponderEliminar
  2. Mi espirítu está alegre porque tú ocupas buena parte de mi corazón. Te amo esposito querido. (perdón que me puse cursi... pero me muero por él)

    ResponderEliminar
  3. Qué lindo el comentario de Arturo. ¡Ya era hora de verlo asomar por acá!
    Yo si tengo algo de Grinch. Si por mí fuera, pasaría de noviembre a enero de frente. Si a eso le sumas que el verano no me gusta, estoy hecha, ja, ja. Pero admito que es lindo hacerlo todo por los niños que tenemos al lado. Ver su ilusión es lo máximo.
    PD: casi se me pasa este post, no sé por qué lo veo recién hoy jueves 8.

    ResponderEliminar
  4. Gaby ya estaba extrañando tu comentario!!! :) con esas preferencias de temporada tendrías que pasar como de noviembre a abril, con lo cual perderías un tercio de año por cada año transcurrido, habrías perdido un año entero cada tres. No vale la pena. Dicen por ahí que donde fueras haz lo que vieras. Así que a ponerte unos cuernos de reno y cantar conmigo!

    ResponderEliminar

Si quieres contarme algo... éste es el lugar adecuado! gracias por comentar!

Seguidores

Seguir por correo electrónico