jueves, 19 de junio de 2014

¿Qué pasó con la seguridad en Colombia?

Hace un tiempo, cuando vine para Bogotá escribí el post Me gusta Bogotá, donde comentaba la inseguridad que me causaba el exceso de seguridad en los hoteles y aeropuertos.

Mi experiencia en el aeropuerto anoche, pone en tela de juicio todas mis apreciaciones.

Llegué en un vuelo de LAN a las 10:00 p.m. ayer, 18 de junio de 2014, a la ciudad de Bogotá, al renovado aeropuerto El Dorado.  Esperamos escasos minutos dentro del avión a que estuviera habilitada la puerta donde bajaríamos, ya que llegamos unos minutos antes del tiempo programado.  Bajamos rápidamente sin mayor demora y junto con un amigo de la oficina que encontré en el avión, empezamos a caminar raudamente y de manera automática, siguiendo a las personas que iban delante, por el camino que estaba habilitado.  No recuerdo en ningún momento haber tenido la alternativa de ir por uno u otro camino y que ello me hubiera detenido unos momentos para tomar una decisión.  Simplemente caminé, conversando, naturalmente, sin preocupación, esperando que la ruta me derive donde debía ir, migraciones y recojo de equipaje.

El camino no fue corto, pero, entretenida, seguí caminando hasta que llegué a la zona de recojo de maletas.  Muchas bandas giraban, algunas con maletas, otras con gente alrededor, pero en ninguna encontraba la referencia al vuelo que acababa de llegar de Lima.  De hecho, todos hacían referencia a vuelos nacionales, lo que me sorprendió, por lo que decidimos buscar a algún trabajador del aeropuerto que nos pudiera dar orientación.

Grande fue la sorpresa cuando al acercarnos encontramos un grupo como de 20 personas que, igual de perdidos como nosotros, buscaban una explicación sobre donde recoger maletas.  El personal del aeropuerto estaba absolutamente desconcertado.  Habíamos llegado de manera directa y sin ningún control ni seguridad en el camino, a la zona de vuelos nacionales, donde no hay que pasar por Migraciones y puedes salir libremente sin mirar a nadie.    Nos pedían que por favor no nos moviéramos, que teníamos que ir a Internacionales, que alguien vendría a llevarnos y no se explicaban como habíamos acabado ahí.

Lo cierto es que 20 personas no conformaban todo el vuelo LAN en el que vine.  De seguro hubo un buen número de personas que al no tener equipaje, habrá salido automáticamente del aeropuerto sin haber pasado por Migraciones, sin que nadie haya revisado su equipaje, ni la seguridad del mismo, sin que nadie siquiera le haya dirigido una mirada.  Estoy segura de eso porque al menos visualmente tenía ubicada a 4 personas que venían cerca de mi asiento.  Dichas personas salieron antes que yo del avión y caminaron por delante y yo los seguía.  Ninguno de ellos estaba en el grupo de perdidos en el que yo me encontraba.  De hecho me hubiera pasado a mi de no ser porque decidí registrar mi equipaje.

Tuvimos que regresar, dirigidos por una señorita, a la zona internacional, caminando bastante hasta llegar a Migraciones.  Nadie nos dio una explicación.  Creo que nadie ahí la tenía y probablemente esta anécdota no se eleve a quien debe investigar y tomar medidas de remedio.

Este hecho es muy serio.  Ha entrado a Colombia un grupo de personas sin ningún tipo de registro de ingreso, sin revisión de sus maletas.  Podrían haber pasado drogas y nadie se habría enterado, podría ser algún requisitoriado que quería esconderse, tampoco lo sabrán. Es una falla de seguridad tremenda, que me hace levantar suspicacias.  Sobre todo porque hace unos días salió una denuncia en el Perú de extranjeros que entran al pais sin registrarse ayudados por una mafia interna.  
Pueden verlo aquí  https://www.youtube.com/watch?v=a2TBga-lHrA}

Me pregunto si en el Aeropuerto El Dorado no estará pasando algo semejante.  Me cuesta mucho creer que esto no haya sido adrede y se trate solo de un tremendo descuido.

Finalmente, llegamos a Migraciones, pasamos por ahí sin problema, no hubo nadie haciéndonos preguntas, mostrando preocupación por lo sucedido, tratando de tener la mayor cantidad de información para investigar.  No pasó nada.  

Eso sí.  Al llegar al hotel, si me olió un perrito policía.



2 comentarios:

  1. Cuando fui a Cartagena de Indias, todo era revisiones: al salir del avión, antes de salir del aeropuerto, antes de entrar al hotel. Me hizo pensar en feas épocas que vivimos acá. Qué raro lo que cuentas, tal vez alguien puso mal esos separadores para filas y todos pasaron cuando debieron haber volteado o tomado otro camino.

    ResponderEliminar
  2. Muy sospechoso Gaby... me levanta suspicacias

    ResponderEliminar

Si quieres contarme algo... éste es el lugar adecuado! gracias por comentar!

Seguidores

Seguir por correo electrónico