viernes, 30 de mayo de 2014

Alimentación Neoyorkina

Algo que no me deja de sorprender de la ciudad de Manhattan es la cantidad de restaurants que puedes encontrar por metro cuadrado, restaurants de todo tipo de comida que te puedas imaginar, de diferentes tamaños, formatos, sencillos, medianos, elegantes, de todo.

Este no fue un viaje gourmet ni mucho menos.  A diferencia de muchos viajeros a Nueva York que van con la lista de restaurants recomendados, esa no era nuestra intención en absoluto. El foco era recorrer y aplanar las calles y de paso alimentarnos.  De acuerdo con ello, nuestras experiencias culinarias en este viaje fueron variopintas.

El primer día después de habernos instalado y con mucha hambre y cansancio, caminamos sin rumbo fijo en búsqueda de algo que nos pareciera decente a escasas cuadras del departamento y entramos a un restaurant que se llamaba "Galaxy", simplón, nada elegante, muy limpio y con la vía láctea colgando del techo para hacer honor a su nombre.  Atendido por latinos, el español predominaba en el lugar y tenía una carta larga y variada carta que permitió que unos pidieran pasta y otros hamburguesas.  La verdad que no estuvieron nada mal los ravioles de queso que elegí, pero es el típico restaurant que hubiera pasado al olvido si no fuera por mi buena memoria.

Ese mismo día por la noche, optamos por algo conocido, el Hard Rock Café de Times Square.  la verdad que muy bonito el inmenso local y las hamburguesas que ingerimos estaban bastante bien.

Pasamos también por el típico y conocido Olive Garden, tanto en Times Square como en alguna ciudad de Virginia.  Estuvo bastante bien y la reina de la carta fue la sopa Tuscana, que era verdaderamente buena.

Ruby Tuesday fue otra opción, Carmines, un buen lugar de pastas con excelente relación precio/calidad, algún restaurant italiano cerca de Central Park, cafeterías de museos, entre otros, fueron nuestros típicos lugares de alimentación; outback y long horn, market boston  fueron nuestras opciones, bien gringo el local, con atención personal.  fue pero hay una estrella digna de mención:  Shake Schack.

Shake Schack es un sitio de hamburguesas que tiene varios locales, pero en Manhattan está ubicado en la esquina de la 8th Av con 48th St.   Digamos que como local no vale nada, el Fridays resulta ser un restaurant lujoso a su lado, es una mezcla entre Mc Donalds y Bembos, pero la calidad de sus hamburguesas no tiene comparación con ninguna otra que haya probado en mi vida.



Sus hamburguesas son hechas de carne angus, el tamaño perfecto que puedes comer sin cubiertos, agarrándola con la mano, con alguna salsa deliciosa, en versión doble.  Simplemente el extásis.  Coincidencia absoluta entre los cuatro que era la mejor hamburguesa del mundo mundial.  Tanto así que tres de nuestras comidas fueron en este sitip, haciendo colita, peleando por un sitio libre, compartiendo mesa, esperando que vibre (shake!) el aparatito que te dan para la espera, para recibir esta gloriosa "Double Shake Schack Burguer sin tomate ni pepinillo". Absolutamente recomendable!!!
No dejen de probarla se los pido por favor.  Tan majestuosas que vale la pena el rollito de mas y la semana extra de dieta que tengo que tener en estos momentos.

Si la prueban, me lo cuentan por favor!  

Y OJO, también hay en Washington DC y en Miami!!!

1 comentario:

  1. Te prometo que el día que pruebe un double shake schack Burguer sin tomate ni pepinillo te lo cuento... aunque no soy de hacer cola para comida, menos si hay más otras buenas opciones cerca. Pero lo prometo.

    ResponderEliminar

Si quieres contarme algo... éste es el lugar adecuado! gracias por comentar!

Seguidores

Seguir por correo electrónico