jueves, 3 de abril de 2014

Diferencia de Generaciones

El otro día arreglaba el hermoso mueble blanco que mandé a hacer para mi salita de televisión, cuando me topé con un antiguo álbum de fotos con recuerdos de un simpático viaje que hice con mi amiga Elika.

Empecé a mirar con nostalgia aquellas fotos, tratando de obtener objetividad frente a a los recuerdos que ellas me evocaban, cuando me fue evidente lo malas que eran todas. No solo era ese color tan opaco que tenían, quizás desteñido con los años, sino que en muchos casos, presentaba partes oscuras, evidencia de mi dedo colocado en el flash a la hora de tomar la foto.

Recordando la visita al zoológico que hicimos en dicha oportunidad, encontré una foto donde pretendía retratar a un homogéneo grupo de ratoncitos sobre un tronco, probablemente artificial, descansando uno sobre otro.  Pero lo peculiar de la foto era que todos los ratones estaban de espalda.  No retraté una sola cara de ratón ni un solo bigote.  Solo varios pequeños traseros, todos de color marrón con blanco, con sus colitas colgando del tronco, arrinconados en una esquina de la foto, con un cierto brillo, probablemente producido por el impacto del flash sobre el vidrio que cubría el espacio de los ratones y una zona oscura en la otra esquina.  Detrás de la foto, escribí, para quienes no le quedaba claro, "un montón de ratones".

Me empecé a reir ruidosamente ante la mala foto que tenía delante, cuando se acercó con curiosidad una de mis hijas a preguntarme que pasaba.  Le enseñé la foto tan mala, sin parar de reir, comentándole de lo sorprendente que tomara y sobre todo guardara, fotos de esa calidad.  Mi hija observó la foto con curiosidad, observando los detalles de la misma y probablemente llegando a la misma conclusión que yo.  Sin embargo a ella le surgía una mayor interrogante.  Mami, me dijo, si la foto te salió tan mal, ¿porqué no la borraste?

¡Plop! Clara evidencia de lo que era la fotografía en 1984 versus la fotografía en el 2014.

1 comentario:

  1. Nunca mejor dicjo: ¡PLOP!
    Casi como el señor que borra sus errores en un documento poniendo corrector blanco sobre la pantalla de su computadora.

    ResponderEliminar

Si quieres contarme algo... éste es el lugar adecuado! gracias por comentar!

Seguidores

Seguir por correo electrónico